Citas - citas-comunidad.com

viernes, 10 de abril de 2009

Un gran pino para David Benavente. Lorca 09.

David Benavente es una de nuestras promesas consagradas del bonsái actual, y no lo digo únicamente por su relación con la prestigiosa revista de bonsái, si no más bien por su obra en solitario desde que se desvinculó de Luis Vallejo para emprender una carrera en solitario como profesional del bonsái.
Creo que todos conocéis ya a este joven maestro, y sus creaciones con pinos le han consagrado como una de las figuras nacionales del bonsái, con un gran número de premios conseguidos a nivel nacional e internacional.
Para la demostración multilateral que realizó en Lorca se trajo un magnífico pino, creo que silvestre, al que previamente había realizado un trabajo en las grandes ramas que se sacrificaron de la zona baja del tronco, convirtiéndolas en jines espectaculares.


Con las ramas que se dejaron, David comenzó modificando la posición y movimiento de la salida de las mismas, para lo que enrafió y alambró con cobre, manteniendo la posición de las ramas con ayuda de tensores.


En esta imagen de la parte trasera del árbol podéis contemplar los magníficos jines en los que se convirtieron las ramas podadas. La textura creo que la consiguió utilizando herramientas manuales y posteriormente aplicación de soplete y cepillado con alambre.

Jorge Campos explica el trabajo realizado a los jines, previo a esta demostración.

Una vez enrafiadas y alambradas las ramas principales, David torsionó las mismas para llevar las masas de verde a la posición del diseño. En esta imagen podéis contemplar la torsión controlada que está llevando a cabo en una de las ramas, ausentes en principio de movimiento.

Y el resultado de este trabajo, con la madera muerta en primer plano:

Lo voluminoso de este pino condicionó que el trabajo se prolongase durante todo el día, en sesiones de mañana y tarde, ya que se alambraron todas las ramitas para colocarlas en posición. Aquí podéis ver la gran cantidad de ramas que se tenían que alambrar:
La zona apical del pino era gruesa y para protegerla antes de alambrarla y torsionarla, se aplicó también rafia húmeda:

David hace un receso y comenta con los asistentes algunos aspecto del trabajo. Ya podemos ver a su derecha la copa modelada en su linea principal, a falta del trabajo fino de las ramas:

En esta fase del trabajo, David se concentró en el alambrado y modelado minucioso de las ramas secundarias y terciarias, formando volúmenes y zonas vacías que mostrasen el poderoso tronco de este ejemplar:

Poco a poco se va vislumbrando el final del trabajo:
Cuando la mayoría de los demostradores habían finalizado, tan solo Kevin y David permanecían trabajando sus grandes ejemplares:

Aquí vemos como se han ido colocando en posición todas las ramitas y la copa, aunque de momento poco densa, muestra el camino de un gran bonsái.

David se concentra en pulir los últimos detalles de la copa:

Y el resultado final. La foto no está realizada desde el frente, que se sitúa un poco más a la izquierda, marcado por dos alambres en la superficie del substrato.

Un trabajo muy digno del estilo al que nos tiene acostumbrados este joven maestro, David Benavente.
Un saludo.
Juan Antonio.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios