Latin quote of the day

lunes, 29 de marzo de 2010

Un diseño para un nuevo ullastre

Hola amigos,


este ullastre que os muestro lo había trabajado Erasmo García en el taller celebrado hace tres semanas en Granada, con la asociación Amigos del Bonsái de esa ciudad.


Básicamente el trabajo consistió en podar los crecimientos del año anterior, alambrar la rama del ápice, eliminar una zona de corteza muerta y transplantar. Así estaba tras llegar a casa:

Un detalle de la base donde se ve el trabajo de eliminación de la corteza muerta y el atractivo hueco que presentaba en la base:

La zona media del árbol, con un sabamiki que forma un tubo que se une con el hueco de la base. Tiene una corteza muy craquelada en dicha zona:

La zona del corte superior necesitaba ser pulida, igual que la base. Tenía pocas ramas que brotaban de esta zona, algunas parecían salir del mismo punto, había que poner remedio a este defecto.

Para cambiar la imagen de las ramas vistas desde el frente, decidí bajarla con ayuda de tensores de alambre y tornillos-tensores anclados en un cáncamo. Me costó bastante bajarlas, ya que son bastante gruesas, y para bajar la rama trasera y llevarla un poco hacia delante, la desgajé un poco en su parte superior, algo arriesgado, pero que mejora la imagen de conjunto.


En esta vista trasera se ve el nacimiento de las dos ramas superiores, muy próximo. Como se ve en la primera foto, había otra rama que salía hacia la izquierda, vista desde atrás, y cuyo nacimiento era en cruz, así que opté por eliminarla.

En esta vista del lateral derecho se puede ver el shari y el movimiento que se le ha dado a la rama apical para mejorar el perfil y llevar el ápice hacia delante:


Y así se quedó, pequeños cambios que espero mejoren el aspecto general:

Y esta tarde, con lloviznas para no perder la constumbre, me he dedicado a diseñar un poco cual es mi idea de formación para este ullastre:

El amigo Juantxo (Cascatella) me ha aportado una buena idea para mejorar el diseño, añadirle ramas traseras asomando por detrás del tronco, y como es una buenísima idea, la he integrado en el diseño, que tenéis aquí: Si con un poco de suerte surgiera un brote justo donde la vena viva se esconde a la izquierda, la rama principal se formaría más baja.


Un saludo.


Juan Antonio.

viernes, 26 de marzo de 2010

Un pequeño ullastre sabamiki

Hola amigos,


después de un poco de trabajo docente, las esperadas vacaciones, que falta nos hacen, sobre todo para el descanso psicológico.


Hace poco que he recibido unos cuantos ullastres, enraizados hace un año, y sin trabajo previo. Como siempre me pasa, cuando recibo un árbol no puedo parar de darle vueltas, y pronto empiezo a meterle mano. Lo primero que siempre hago es ponerlos en mi substrato de cultivo, 50 % de akadama y 50% de arena volcánica. Este en cuestión estaba recién transplantado, pero preferí extraerlo para comprobar sus raíces y donde comenzaba el nebari. En algunos casos, puede uno encontrarse una sorpresa, como esta larva de coleóptero que come raíces y que encontré en otro de ellos, que no había sido transplantado (las manos un poquito sucias, pero es lo que tiene trabajar con ellas sin guantes, je, je):


Vamos a darle unas vueltas al ullastre en cuestión, antes de ser plantado en su tiesto de cultivo:




Como habéis podido comprobar, lo más destacable de este ejemplar es su sabamiki, y el movimiento de su primer tramo de tronco, pero por lo demás, no tiene una corteza especialmente bonita y tampoco conicidad. Esto había que solucionarlo.


Decidí plantarlo un poco inclinado, y ponerme a buscarle la vena viva, eliminando la corteza muerta, a ver que tal:

Después eliminé las ramas mal posicionadas y dirigí con alambre las cuatro que dejé, defoliandolas. De momento esto sirve solo para marcar la dirección de las mismas, ahora hay que dejar crecer libremente al ullastre para que enraice bien y las ramas engrosen, en junio se le hará otro retoque. En esta posición se ve el nacimiento de la vena viva, se muestra el sabamiki y el tronco gana en conicidad, así que de momento este es el frente, marcado con una flecha.

El resto del trabajo se realizó con ayuda de la dremel y una gubia circular, y consistió en dar algo de carácter a la parte lisa de la nueva madera expuesta, aligerando algunas zonas haciendo huecos. Después cepillo y polisulfuro de cal para detener la putrefacción de la madera, y a tomarle unas cuantas fotografías más.

Y para terminar, vamos a ponerle ramas con el adobe Photoshop CS3, a ver que tal queda:

Y eso es todo, ahora a cultivarlo bien para ponerlo fuerte y que se pueda trabajar de nuevo en verano.
Un saludo,
Juan Antonio.

martes, 16 de marzo de 2010

Zapatos nuevos para la Gárgola

Este fin de semana estuve en Granada, visita de médico para ver a Erasmo, que tenía un taller con la Asociación Amigos del Bonsái de Granada, en Ambroz, celebrar con él nuestros cumpleaños comiendo con las familias, y traerme material que me había acercado, entre otras cosas, la maceta que eligió hace tres años para este magnífico ejemplar que todos conocéis y que ya va mereciendo un marco más acorde con su calidad.
Ya estaba brotando con fuerza y para mí es el momento elegido para transplantar los acebuches, así que me puse manos a la obra y con meticulosidad coloqué la Gárgola en su nueva maceta.

Es de esas macetas que al tocarlas te das cuenta del arte de la persona que la ha fabricado, todo perfección y delicadeza en tacto, el mismo autor de la maceta del Dragón de Erasmo, y que para los aficionados que lo reconozcan, les pongo el sello de la base.



Ahora a seguir madurando y a reforzar la parte derecha, la que más sufrió con la tuberculosis del olivo, pero creo que en un par de años habré subsanado los efectos de la poda drástica que realicé. De la pasada enfermedad, de momento ni rastro, todo un éxito.
Un saludo.
Juan Antonio.

sábado, 6 de marzo de 2010

PUERS, un regalo impresionante

Hola amigos bonsainautas, de nuevo con vosotros.

Estas mañanas lluviosas se prestan poco a dedicarlas al jardín, así que me he decidido a escribir esta entrada, dedicada a un amigo bonsainauta, que me sorprendió hace tiempo ofreciéndome como regalo para enjugar mis lágrimas por los ejemplares perdidos este verano un magnífico ullastre, en el que me había fijado en una entrada suya en el portal Bonsaisur. Se trata de Antonio Ramírez, Puersbonsai en los foros, y el ejemplar que me ofreció de regalo era este:
Se trata, según me comenta Antonio, de una rama rastrera, que al tocar el suelo había empezado a formar cayo y a emitir unas pocas raíces, así que la podó y plantó hace mas o menos dos años, en una caja de madera, para que terminara de enraizar y se fortaleciese. Como es habitual cuando se recupera un ullastre (Olea europaea var. sylvestris), envolvió la rama con una bolsa de plástico negro. Esto aumenta la humedad ambiental y protege de las inclemencias del tiempo, favoreciendo el enraizamiento. Es una técnica muy apropiada, incluso para recuperar ejemplares ya establecidos que han sufrido un accidente, como os indiqué con mi Flying pig, el acebuche gaditano motivo de una entrada anterior.
Me llamó mucho la atención el fenomenal shari que recorría todo el tronco, con suaves curvas en su parte apical, y un par de fuertes cambios de dirección en el primer tercio. Otro atractivo era la vena viva, craquelada, sobre todo en el tercio inferior, que denota la edad de la misma y el clima extremo en el que crecía la planta madre. De una fotografía es difícil hacerse una idea real del árbol, y hasta que uno no lo tiene delante es difícil concretar un diseño, me gustaba bastante y me llenó de emoción que me lo ofreciese el pasado septiembre. Regalos como estos no se reciben todos los días.

Esta imagen la subió Antonio al blog de los ullastres recuperados en el 2008 (http://bonsaisur.mejorforo.net/tus-arboles-f6/ullastres-2008-t167.htm) y muestra como había enraizado bien y comenzaba a brotar en su parte más apical, cosa que no siempre ocurre, como me comentó hace poco por teléfono.

Bueno, y el momento esperado, llegó el paquete a casa. Al principio me sorprendí, parecía más pequeño de lo que pensaba. Lo había bautizado como megaliterati, pues por el tamaño de la caja en la que estaba enraizándolo, pensaba que era enorme, pero es que a veces la vista engaña y la mitad del ejemplar estaba empaquetada para evitar roturas en el transporte. Me lo tuvo que mandar a raíz desnuda, y el empaquetamiento era de 10, todas las raíces protegidas por musgo de fibra larga y un poco de papel y film de cocina junto con cinta de embalar aseguraban que no sufriera daños. La caja preparada a la perfección para ubicar este y otro ejemplar que le había adquirido mi amigo Luis Benítez, otro ejemplar espectacular. La salud del ullastre era evidente por los crecimientos que traía, a pesar de haber sido podadas algunas ramas largas con anterioridad. No pude esperar, y casi anocheciendo, abrí el paquete y me preparé para su ubicación en una maceta de cultivo.
En la base de la caja donde se enraizó, Puersbonsai, como lo conocemos en los foros, había colocado rejilla de plástico, y al estar la caja en el suelo, las raíces había atravesado la misma buscando la humedad, y estaban atrapadas algunas de ellas. Lo primero, intentar salvar lo máximo posible de ellas, recortar la longitud de otras, y valorar como plantarlo.


El corte que se efectuó para separar esta rama de la planta madre había empezado a formar cayo, y aquí podéis observar la gran cantidad de raíces que se habían emitido en dos años:


Lo urgente era plantarlo, y tras un rápido análisis del ejemplar, decidí colocarlo en posición de cascada. Existían algunos impedimentos para realizar otro estilo, y aunque muy largo y delicado, no consideré apropiado plantarlo en posición de literati, algo no imposible, pero si complicado en esta fase. Ya veremos como va evolucionando con el tiempo, y si son posibles otros caminos.
Lo que sí tenía claro era que había que intentar que por la zona del corte siguieran saliendo raíces, y el ullastre quedó como podéis observar en la siguiente serie de imágenes, un recorrido visual que también me llevó al siguiente paso, elegir el frente más apropiado para un primer modelado:







¡Cuantas posibilidades de diseño!. Unas mejores que otras, todas con sus pegas, y como no es muy correcto, de momento, plantearse modificaciones del tronco, solo se podía jugar con la perspectiva, así que elegí la que más me convencía. En ella se puede ver la vena viva en el tachiagari, mostrando la corteza craquelada, no se ve el tramo recto del primer tercio, y aparecen curvas interesantes que dejan la leña seca en la parte superior y la vena viva por la parte inferior, mostrándola en zonas a lo largo de todo el recorrido.

Me pasa como a muchos de vosotros, cuando veo un árbol, la imaginación se dispara y comienza a darte ideas de como formarlo, y aprovechando que se habían tocado las raíces, me puse a defoliar las ramas a la vez que estudiaba como colocarlas, y decidida su futura utilización, las acorté dejando dos hojas en la punta de cada ramita para asegurar el flujo de la savia.

Las ramas disponibles se encontraban situadas en dos puntos, uno más importante que el otro, con ramas muy gruesas que salían en posiciones que me permitían aprovecharlas. Solo eliminé una que salía en la base de otras más gruesa. El otro punto estaba situado más cerca del ten-jin terminal, que de momento mantuve:





El alambrado no me llevó mucho tiempo, usando alambres de 3, 2 y 1,5 mm, de aluminio, fui colocando las ramas en posición. Formé una pequeña copa y distribuí el resto de las ramas de forma radial y marcando la dirección con la primera rama, la situada en la parte más baja.

Como aprendí de Erasmo, en los literatis intento modelar las ramas para que pueda verse el árbol desde diferentes frentes. Este que os muestro podría ser muy bien otra opción. Aún pobre de ramas, pero imaginad vosotros como formar la copa.
Y el trabajo terminado en su primera fase de modelado. Damos una vuelta:





Unos detalles de diferentes partes del ullastre:



La copa vista desde el frente:

Y el resultado de este primer modelado, desde su frente actual:

Verdaderamente ha sido todo un regalo, lo consideraré mi primer regalo del próximo cumpleaños, ya van 46, que celebraré el próximo miércoles.
GRACIAS ANTONIO.
Un suludo.
Juan Antonio.

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD