Latin quote of the day

domingo, 27 de febrero de 2011

Transplante y limpieza de la Thuja occidentalis

Hola amigos,

esta entrada es una revisión de otra anterior:

http://carthago2009.blogspot.com/2009/12/deshaciendo-el-tanuki-de-thuja.html

Por el mes de noviembre del 2010 tenía este aspecto, y comencé a preparar el próximo trasplante limpiando un poco el nebari y recolocando algo la ramificación. La Thuja ya os comenté que es muy fuerte y resiste bien los pinzados continuos, que ayudan a que ramifique bastante, pero a cambio, hay que estar limpiando continuamente los brotes adventicios que salen por doquier.
Una vista trasera de la Thuja antes del trasplante y de la limpieza:

Este era mas o menos el frente que elegí, con el nebari muy ancho y la rama principal orientada hacia la derecha, ayudando a ver el tronco lo menos recto posible:


Una vista apical de la parte derecha, para que observéis la profusión de brotes:

Y una imagen del nebari limpio, mostrando las raíces bien distribuidas:

Y llegamos a febrero de este año 2011. Previamente, a principios de febrero realicé el trasplante a la maceta que os mostré en la composición fotográfica de la entrada anterior. Recorté un tercio del nebari, que ya estaba muy compacto. Como utilicé en el trasplante anterior akadama mezclada con tierra volcánica al 50%, ahora no tenía que tocar muchas raíces, por lo que no sufriría nada. Además, por el sur el tiempo comienza ya a ser primaveral.
Aprovechando la reunión del martes pasado de la Asociación Menesteo (Pto. Sta. María), me dediqué a trabajar un poco la madera muerta, dándole textura, y a limpiar la vena viva. En esta ocasión opté por hacerlo con ayuda de cepillo blando, pocas revoluciones y la dremel. En otras ocasiones utilizo un escalpelo y lijas finas, pero esta técnica es mas rápida.

Es un trabajo delicado, ya que hay que apretar lo justo para eliminar la suciedad y las capas externas de corteza sin dañar la fina piel rojiza final. De todas formas, si os pasáis un poco no hay problema, ya que lo único que ocurriría es que aparecería una cicatriz.

Unas imágenes del trabajo tomadas por mi presi Rosendo Martínez:


Para proteger el substrato del polvillo generado protegí con film de cocina, muy práctico. El serrín termina embotando el sustrato si no tenéis cuidado:

Para trabajar la leña seca utilizo una fresa circular en forma de rueda, de dremel.

Como no me dio tiempo en la reunión, terminé el trabajo en casa, aprovechando el puente del día de Andalucía:Y finalmente, tras aplicar un poco de aceite de oliva a la vena viva y polisulfuro a la leña seca:

La mesita es obra de mi buen amigo Rosendo, es un manitas, y creo que le va fenomenal a esta Thuja. Tal vez unas patas mas redondeadas le hubieran sentado mejor, pero era la que mejor le venía de las que tengo.


Y eso es todo, ahora a ir formando las masas compactas a base de pinzados durante esta temporada y a retocar un poco cuando llegue el verano, seguiré mostrándoos su evolución.
Un saludo a todos.
Juan Antonio.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Estaca de Olmo negrillo

Hola amigos,

perdonar el retraso, casi unas vacaciones, pero a veces uno necesita un relax, y aprovechando que hay poco trabajo, me he tomado unas vacaciones del blog.

Hoy os voy a mostrar la consecuencia de una de mis manías, la de no tirar nada que pueda ser aprovechable para hacer bonsái. En este caso, un gran olmo negrillo con tronco podrido y muy viejo que me proporcionó mi amigo Rosendo tenía una zona del tronco inferior que no me convencía, y decidí podarla:

(Enero 2009)Y ahora, ¿qué hacemos con este trozo de olmo?, tiene una forma interesante que tal vez pueda aprovecharse. Si consigo enraizarla, tal vez podamos hacer un mame con carácter:
No apliqué hormonas, ya había realizado esquejes de gran tamaño con olmos y sabía de su fuerza para formar raíces desde casi cualquier zona que se introdujera en tierra y que tuviera algo de humedad, así que saneé los cortes de la base con un escalpelo y planté esta estaca en mezcla de akadama y tierra volcánica y a esperar. La fecha para realizar esta operación es importante, finales de febrero, cuando en el Puerto de Santa María comienzan los buenos días con temperaturas próximas a los 20º C.

Al poco tiempo le regalé esta estaca, que ya empezaba a brotar a Jose Ugido, un compañero de la Asociación El Taray de San Fernando. Cuando perdí un buen número de árboles, Jose me lo devolvió, junto con unos cuantos esquejes de Granado Nejikan que también le regalé, de los que en otra ocasión os mostraré su evolución. No sé si Jose sabía lo que había enterrado en la maceta de plástico que le regalé, pero yo sí, así que cuando un año después de las fotografías anteriores volvió a mis manos, y ya enraizado, desenterré el tronco con el sabamiki y comencé a modelarlo.

Al principio, un poco cuidadoso con las torsiones, pero conociendo la flexibilidad de las ramas de los olmos, sobre todo si has dejado que se seque el substrato antes de modelarlas, estas pueden ser bastante importantes. En esta imagen la primera aproximación:
(Enero 2010)
Para junio de ese año, algunos brotes a los que había dejado crecer más que a otros para que engrosaran y a los que no había defoliado ni una sola vez, necesitaban comenzar a alambrarse:

Tras la poda y el alambrado, a dejarlo descansar de nuevo y a abonarlo bien:

Y llegó febrero de este año. Las raíces de los olmos crecen mucho, y en macetas pequeñas hay que ir podando cada dos años para formar también el nebari y que no se emboten estas en la maceta, así que a buscarle un tiesto disponible y a darle otro apretón. Aumenté la torsión de la rama que forma la continuación del tronco y alambré hasta la última ramita. La maceta la compré hace tiempo a Patxi, un buen amigo, y estaba libre, creo que le encaja perfectamente.
Ahora toca ir densificando sin dejar engrosar mucho las ramas, ahora hay que centrarse en formar una copa delicada con ramitas finas. Varios defoliados y pinzados a lo largo de la época de crecimiento ayudarán, ya os lo mostraré vestido.

Un saludo.
Juan Antonio.

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD