Latin quote of the day

lunes, 25 de julio de 2011

Trabajo con tijeras en el Crack

Hola amigos,



siguiendo con el trabajo de refinado de ramas mis ullastres, os muestro un ejemplo práctico de como "limpiar" con tijeras las ramas para ir definiendo bien la ramificación y que no se emboten de hojas que salen de todos sitios. Aunque aparentemente sea un paso atrás, es en realidad un avance en la definición de su estructura.



El trabajo de limpieza es muy entretenido, y sobre todo en aquellas variedades de ullastre de hoja mas pequeña, como es el caso del Crack, ullastre que ya conocéis de anteriores entradas:






Yo abordo la limpieza comenzando por un extremo de la rama y voy poco a poco penetrando en la misma, elimino las hojas de la base de la misma y voy cortando los brotes que han ido saliendo de las axilas de otras ramas, lo que llamamos chupones. Estos chupones llegan a ser muy numerosos y terminan cerrando toda la rama y salen en todas direcciones, incluso hacia abajo. En otras ocasiones salen en posición opuesta a una rama existente, y si se dejan terminan produciendo un feo abultamiento.



Como siempre, valen mas unas cuantas imágenes que mil palabras, así que paso a mostraros una serie de ellas en las que veréis la evolución del trabajo de tijeras, comenzando con la rama tal y como nos la encontramos a finales de julio:

Comienzo por la parte apical de la rama y voy ascenciendo:


Toda la parte apical de la rama ya se ha limpiado. Podéis observar que también se ha eliminado el brote de cada ramita, si esto no se hace, no tendríamos dos nuevas ramitas en la punta de la misma cuando las yemas que hay en la base de las hojas que hemos dejado se activen. También podéis observar cuales son las hojas que se dejan, las que están orientadas en la dirección de crecimiento de la rama, dispuestas en horizontal, no en vertical:



Los brotes nuevos se cortan por el segundo par de hojas, salvo que interese que la ramita sea algo más larga, cortando en este caso por el cuarto par de hojas. No os agarréis a esto como algo inmutable, todo depende de cada caso, claro, y lo mejor es ir valorando cada corte conforme nos enfrentamos a él.



Ya tenemos limpia la rama, y ahora hay que valorarla mirándola desde el lateral, para eliminar algún brote demasiado vertical o que se salga de la silueta.



Una vista desde el frente de la rama:



El mismo proceso lo he repetido en todo el ullastre. Aquí tenéis una vista frontal de la rama principal para que valoréis el trabajo realizado:


Muchos pensarían que el trabajo de formación había terminado cuando tenemos una copa con esta imagen, y que solo debemos ir pinzando los nuevos brotes para que los huecos que existen se vayan cerrando:


Pero si no hacemos este trabajo de limpieza con tijera nunca tendremos una buena estructura, solo una maraña de hojas encima de unas ramas mas o menos modeladas. Esta imagen es la que a mí me gusta ver:


Esta es la parte trasera de la copa, tras el trabajo. Podéis observar como se ha colocado un tensor para bajar una rama rebelde, que siempre tiende a subirse cuando se elimina el tensor. Si continúa así tendré que realizarle una herida en la parte superior para que el cayo que se forme termine por anclar la rama en su posición.


La parte frontal del Crack antes del trabajo:




Y tras el trabajo de tijeras. Aún le quedan unos años de repetir estos trabajos para que la copa vaya madurando, pero se va a convertir en un ullastre excelente. A mi me encanta desde que lo vi por primera vez hace ya unos tres años.


Un par de vistas apicales para que os fijéis en como se va cerrando la copa a base de ramas bien posicionadas, no de hojas:




Veamos una imagen globlal del Crack desde la izquierda:



desde la parte trasera:



y desde la parte derecha:



Y para terminar, el antes:

y el después del trabajo con tijeras:


Espero que os sea de utilidad.


Un saludo.


Juan Antonio.

sábado, 23 de julio de 2011

Nueva maceta y retoque de ramas al Caracol

Hola de nuevo, amigos.


Sigo con el refinado de ramas de algunos ullastres, y ahora le ha tocado el turno al Caracol, como yo le llamo, aunque sea por error. Ya os mostré cuales fueron sus inicios en manos de Erasmo y como lo trabajó durante la exposición anual de noviembre de 2009 de la asociación el Taray. Podéis revisar estos trabajos en el siguiente link:




Desde esa fecha se han ido repitiendo los pinzados, selección de brotes, defoliados y algún alambrado, con la finalidad de ir aumentando la ramificación fina e ir densificando las masas de verde que se situarían sobre las lineas maestras trazadas por Erasmo. Así estaba el ullastre en febrero de 2011:

Estas imágenes corresponden al pinzado de brotes que le realicé en abril:


No terminaba de convencerme el tiesto que le puse, así que tras darle muchas vueltas, aproveché el tiesto del fallecido Kimurín y se lo coloqué. Por una parte, es de mayores dimensiones y ayudará a que los crecimientos sean más fuertes al disponer de mas substrato, y por otra, la imagen resultante me gusta más. Apoveché además para colocarlo en una posición más inclinada hacia la derecha, como había indicado Erasmo:


Se hacía necesaria una recolocación de algunas de las ramas, así que ayer me dediqué a defoliar, podar ramas innecesarias y alambrar de nuevo todo el árbol, colocando las ramas mas adecuadamente. La rama principal que antes se dividía en tres ramas independientes se ha integrado aparentando una sola rama, para ello he desplazado algo la parte baja hacia atrás y la he subido un poco:


Una rama de la zona apical la he desplazado también un poco hacia atrás, y he alambrado el brote que ocupará el hueco por encima de la rama principal adelantándolo un poco:


Las ramas de contrapeso las sigo manteniendo muy cortas y ya van teniendo una buena ramificación fina. También he alambrado y posicionado un brote trasero para dar profundidad, aunque dudo si lo mantendré más adelante:



Una vista superior de la rama principal:



y de las ramas de contrapeso:



El ápice también va aumentando la ramificación, aunque aún le queda tiempo para ir aumentando de volumen:



Otra vista desde la parte trasera de la rama principal:


La rama trasera:



Una imagen a vista de pájaro del ápice:


Una vista general del lateral derecho del caracol a fecha de hoy:



La parte trasera:

y el lateral izquierdo:


Y para terminar, un repaso a la evolución de este Caracol. Mayo de 2008:



Noviembre de 2009:


Noviembre de 2010:

y julio de 2011 antes:

y después del último trabajo realizado:


Poco a poco va aumentando el volumen de las masas de verde, pero como sabéis, como me gusta a mí, anclándose en una buena estructura de ramas que sea agradable a la vista.


Un saludo.


Juan Antonio.

lunes, 18 de julio de 2011

Refinado de ramas del JOROBAO

Hola amigos,


¿que tal el verano?, supongo que habrá de todo, pero por lo menos nunca debe faltarnos un rato de relax con nuestros árboles.


Yo me he dedicado estos días a retocar algunos árboles que necesitaban refinar un poco la ramificación, preparándolos para soportar bien las nubes de hojas que poco a poco irán conteniendo. En los ullastres, como el caso que os voy a mostrar, si se dejan crecer las ramas a su aire, salen infinidad de brotes tras realizar los pinzados y defoliados, pero muchos de ellos en mala posición. Si se dejan crecer todos y no se hace una selección, las ramas pronto se enmarañan y aunque las nubes de hojas pueden quedar bonitas, en su interior hay un auténtico enredo, que puede terminar por afear las ramas, produciendo antiestéticos abultamientos allí donde se acumulan muchos de estos brotes.


He visto en muchas ocasiones árboles muy bien terminados, con buenas masas de verde, pero cuando me he acercado a ver el interior de las mismas, la maraña de ramas sin buena estructura me desagradó. Siempre me he preocupado mucho por formar una buena estructura de ramas, y a veces eso hace que mis árboles estén años y años en fase de formación, pero cuando terminas de realizar un trabajo bien hecho, la satisfacción que alcanzas es mayor.


Siempre me han dicho que densificar un acebuche es fácil, solo hay que ir recortando brotes que se salen de la silueta y pronto salen muchos nuevos que terminan de cerrar rápidamente la copa, pero para mí esto no es correcto, al igual que para los buenos aficionados a los que les gusta el trabajo bien hecho. Otros desprecian a los ullastres por esa misma facilidad de densificación, pero es que no se paran a analizar el laborioso trabajo que precisa un buen acabado.


Si enrollarme más, os pongo el enlace al primer diseño que hice con este JOROBAO, y que publiqué en septiembre de 2010:

http://carthago2009.blogspot.com/2010/09/un-primer-diseno-para-un-nuevo-ullastre.html


Después de esos trabajos, me quedaba por delimitar mejor las venas vivas y a eso me dediqué. Este ullastre tiene muchos puntos de interés, pero también muchos defectos, como os indiqué en esa entrada. Aún le sigo dando vueltas a como mejorar la imagen del frente que elegí, y una manera de hacerlo era aumentar la madera muerta que se ve desde el frente. No quiero debilitar mucho al árbol, y aunque en mente tengo otras ideas sobre la cantidad de vena viva que se puede dejar, de momento he sido muy conservador, y solo eliminé la corteza hasta encontrar zona con vida:

Ahora se ve en el centro del tronco un punto de interés mayor:

También eliminé zona de corteza por la parte trasera, para disminuir visualmente el efecto "joroba". Esta parte eliminada también era poco activa, casi estaba muerta. Un buen hilo de pasta selladora ayuda a que no se seque más:





Y vamos a pasar al trabajo de las ramas. El 7 de julio el ullastre tenía este aspecto, con un buen montón de nuevos brotes que había que seleccionar:

Y tras un día de trabajo, el frente del Jorobao. Aún tuve que poner algo de alambre para dirigir alguna rama, pero la mayoría de los tutores se han retirado, al haberse fijado la posición deseada. En algunas zonas se notan las marcas de crecimiento alrededor del alambre, pero desaparecerán pronto al ir engrosando la rama.

Y vamos a realizar una comparativa de diferentes vistas del ullastre antes y después de este minucioso trabajo. Primero el lateral derecho:



La espalda:


Y el lateral izquierdo:


El trabajo con las ramas ha consistido fundamentalmente en eliminar chupones, ramas mal colocadas, eliminar el alambre, defoliar y poner algo de alambre si era necesario. Las ramas se van formando con movimiento tanto en horizontal como en vertical, y el aspecto general debe ser como de las manos posicionadas hacia arriba, con los dedos ligeramente flexionados. A partir de ahora, la ramificación que salga de la estructura que se ha construido se dejará crecer sin alambrarla y se irá pinzando a dos o cuatro brotes para ir formando las nubes de verde. Como dice Erasmo, le llega el momento de trabajar solo con tijeras. Una vista frontal de las ramas de la derecha:
y de la izquierda:

Al ápice le queda algo más de trabajo, construyendo uno o dos pisos de pequeñas ramas para que se cierre bien esta zona:

Aunque las ramas no se dejaron engordar mucho para facilitar su modelado, poco a poco van engrosando al tener que nutrir a una buena cantidad de ramitas. En esta imagen podeis ver que también se saneó un poco el labio de corteza viva en la zona apical y alrededor de la cicatriz del corte del primitivo ápice: Una vista apical, poco a poco se va cerrando la copa, pero bien estructurada:

Y vamos a acercarnos un poco a algunas de las ramas, desde arriba, la rama principal y dos de las que hay justo encima de ella. En conjunto se superponen sin taparse, o eso se intenta:





Ramas traseras:



Rama de contrapeso:


Rama situada por encima de la rama principal:


Algunas de las ramitas del ápice que aún necesitan madurar más:





Y para terminar por hoy, una serie de imágenes para que comprobéis la evolución del trabajo.


En marzo 2010, cuando llegó a mis manos:

Tras el transplante:

Tras la selección de ramas:

Septiembre de 2010 antes del trabajo:

y tras su primer modelado:


Tras un nuevo alambrado en diciembre de 2010:

Julio de 2011 antes del trabajo:

Y tras este segundo refinado:


Creo que para llevar trabajándolo algo mas de un año, los resultados son satisfactorios, por lo menos para mí, y aunque le quedan unos dos o tres años para definir bien la copa, la parte mas importante del camino ya se ha recorrido. Eso sí, todo esto es posible con un cultivo nada rácano en cuanto a abono y suplementos nutritivos.


Os seguiré mostrando su evolución.


Un saludo.


Juan Antonio.

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

Se ha producido un error en este gadget.