martes, 6 de agosto de 2013

Aclarado de ramas de mi extanuki de Thuja occidentalis "GABI"

Hola amigos.

Como algunos me habéis indicado si es posible hacer algo interesante con las Thujas que os he ido mostrando anteriormente, hago esta entrada de recapitulación sobre mi Ex-tanuki de Thuja, con la que me introduje en esta especie. Ya he publicado tres entradas mas sobre ella, que podéis consultar pinchando en la etiqueta Thujas o en este enlace:

http://carthago2009.blogspot.com.es/search/label/Thujas
 Creo que si se le dedica suficiente tiempo se pueden obtener interesantes resultados. No densifica como los enebros chinos, pero el carácter y la fuerza de esta especie pueden darnos muchas alegrías, y como dije en una de esas entradas anteriores, ayudarnos a perfeccionar nuestras técnicas para abordar trabajos en ejemplares más "caros". Realmente a esta Thuja le he hecho de todo, desde intentar hacer un tanuki con ella, desgajarle ramas, hacerle sharis casi imposibles en tronco y ramas, practicar nuevas maneras de limpiar la corteza, etc... Es decir, ha contribuido a mi aprendizaje y como premio a mi constancia con ella, ha adquirido un empaque envidiable como podéis comprobar al comparar estas dos imágenes separadas 10 años en el tiempo:




 Mi primer error con esta especie fue creer que con solo pegarle el plantón de vivero al tronco de ciprés ya tenía realizado el tanuki. He realizado muchos tanukis en mi vida y desde luego ya no los realizo como entonces, de los errores se aprende. Es una especie muy fuerte, como os he indicado, y se salió del surco realizado por no eliminar la corteza que estaba en contacto con la madera muerta. Sin embargo, el proceso me sirvió para ir conociendo la especie y obtener un ejemplar por lo menos fuerte para hacerle perrerías. Aquí lo ténéis en julio 2007. Habían pasado 4 años y las ramas las estaba formando rectas, ya que pretendía hacer un vertical formal con ten-jin y un gran tronco muerto.

El tronco había engordado bastante, pero como veis, no se adaptaba bien .


A pesar de todo seguí con ella, y le fui eliminando algunas ramas que convertí en jines. La madera de ciprés se iba deteriorando rápidamente, a pesar de los tratamientos con polisulfuro. Lo único que no fallaba era la fuerza de este ejemplar. No se resentía por nada. En febrero de 2009 lucía así:


 Estuve en un taller con Gabi Romero en Jerez, y como no tenía mucho material para trabajar, me llevé mi tanuki para entretenerme. Tenía pensado deshacerlo, y Gabi me terminó de convencer. Me aconsejó sobre la poda de alguna rama y me felicitó por la manera de ir trabajando los sharis. Ya en casa lo terminé de podar y alambrar y desgajé ramas para formar pisos. Se planteaba también un cambio en la posición de plantado. En su honor he bautizado a esta Thuja con el nombre de "GABI".


En diciembre de ese año 2009, tras otro retoque a las ramas procedí a trasplantarlo a una maceta plana, que realzase el carácter dramático del árbol y que ayudase a formar un nebari más superficial.




Como siempre, la Thuja respondió estupendamente y en  agosto 2010, cuando ella empieza a avisarte poniendo amarillos los brotes débiles, procedí a su aclarado y aquí tenéis el resultado. Poco a poco iba tomando un aspecto interesante.



Otro de los trabajos que he ido realizándole periódicamente ha sido la limpieza de la corteza. Tradicionalmente lo realizo con un bisturí y voy eliminando poco a poco la capa superficial y termino con cepillo manual, pero en esta ocasión aproveché una reunión en la asociación Menesteo en febrero2011 para cepillar con ayuda de la dremel. Se aligera bastante el trabajo, pero hay que ser delicado o dañamos la capa fina de corteza interior y hasta el cambium si nos pasamos cepillando.
El resultado final, tras limpiar la maceta y aplicar un poco de aceite de oliva con un paño, para resaltar el color:


 Y han ido pasando los años y la Thuja ha ido ganando densidad y grosor en sus ramas. Los sharis que realicé en las ramas han ido cerrándose por los labios de cicatrización y he ido realizando nuevos jines a medida que iba podando algunas ramitas. Los trabajos en esta etapa de formación se limitan a los pinzados periódicos en época de crecimiento y a un aclarado de ramas en verano. Como ya os he indicado la Thuja avisa. Como la maceta que le puse definitivamente es poco profunda en verano la obliga a deshacerse de ramas débiles y las pone amarillas antes de perderlas. Con un simple tironcito las eliminamos, o bien las cortamos. No hay problema, es una especie que rebrota de atrás con fuerza, y si además le eliminamos un tercio de la vegetación para permitir la entrada de luz, la brotación es extraordinaria, tanto que hay que seleccionar brotes que salen en sitios no queridos. Estábamos en junio de 2011:
Con un poco más de tiempo en vacaciones (agosto de 2011), me dediqué a retocar con alambre de cobre la ramificación fina con el propósito de formar masas de verde más ordenadas. A veces hay que volver a modelar ramas rebeldes que tienden a levantarse.


Ese mes de septiembre la nominaron como árbol bueno en desarrollo en Rivera Garden. Un año mas tarde, tras un nuevo aclarado. Poco a poco va madurando la copa. Estamos en agosto de 2012:

Dos veranos después, de nuevo hay que repetir el trabajo. Si os fijáis con detalle, en la siguiente imagen podéis ver las ramas que empiezan a tomar ese color amarillo que nos avisa que hay que aclarar. Estamos en agosto de  2013:

 Llega el momento del aclarado. En esta etapa el árbol ya no tiene alambre en sus ramas, y es usando las tijeras como debemos devolver a la Thuja a su perfil y aclarar las ramas que sean precisas para asegurar su futuro. No podemos dejarle mucha vegetación o sufrirá bastante. Recordad la poca cantidad de substrato que mantiene el sistema radicular. Es dar un paso atrás para seguir avanzando.

 Y aquí tenéis varias vistas de su estado actual tras los trabajos de agosto:


En el frente he aumentado un poco el shari, y aún me queda eliminar parte de la corteza de la primera rama de la izuierda, que ha engrosado bastante y hay que reducir visualmente su impacto, de paso será continuación del shari del tronco. En la segunda rama de la derecha abriré el shari que se ha cerrado en su unión con el tronco y prolongaré el sarhi hacia abajo,  pero eso lo dejo para otra sesión de trabajo. Tal vez tenga que poner algo de alambre en alguna punta rebelde, pero intentaré no tener que hacerlo.


Como ya os dije, es una especie muy interesante y recientemente un amigo me ha mandado un enlace donde ha publicado imágenes de mis trabajos con Thujas desde semilla y en su galería de imágenes podéis ver las Thujas yamadori que recolecta en Toronto:



http://lakeshorebonsai.wordpress.com/page/2/ (En esta última entrada podéis ver una enorme Thuja yamadori trabajada por Marco Invernizzi.)

Yo no tengo acceso a esos ejemplares tan interesantes, pero este año, aprovechando que iban a eliminar el seto viejo del IES Pedro Muñoz Seca, en el que trabajo, conseguí que me ayudaran a sacar el siguiente ejemplar que será el próximo reto para mi con ésta especie. Me espera un trabajo fino de madera muerta, que como siempre os mostraré:




Bueno, y eso es todo. A ver si también nos animamos con esta especie por aquí.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios