Citas - citas-comunidad.com

domingo, 6 de julio de 2014

Taller en Utrera

Hola amigos.
 
Ya de vacaciones, descansando y disfrutando de los bonsáis a full time!
 
El pasado sábado estuve con unos amigos en Utrera haciendo un taller centrado en el trabajo de madera muerta de acebuches.
 
No tengo imágenes muy buenas, todas tomadas con el móvil, pero por lo menos os haréis una idea del buen rato que pasamos.
 
Primero os mostraré los árboles trabajados del amigo Agustín. Todo acebuches nacionales, aunque muchos con tuberculosis. Los trata y los mantiene a raya, pero hay que tener mucho cuidado con las herramientas que se usan, desinfectándolas bien.
 
Trabajamos un azotado por el viento al que le hicimos pocas modificaciones, podar alguna rama y decidir el cambio de posición de un largo jin.
 
 
El siguiente fue un acebuche con muchas más posibilidades, un candidato a bunjin muy interesante. Podamos, descubrimos nebari y decidimos el nuevo frente. Luego Agustín se dedicó a cepillar la madera.



 Casi toda la parte superior será convertida en madera muerta, y la formación la continuaremos con la primera rama, acortando un poco la longitud y mejorando la conicidad. Un buen cepillado y aplicar polisulfuro.

Otro de los acebuches, al que se le amplió un shari natural:


Por último, un ficus al que había que realizar una fuerte poda para definir bien el tronco:


Mi buen amigo Sergio se llevó poco material, pero le dedicó toda la mañana. Había que continuar con la formación y diseño de un acebuche con el que llevamos tiempo. Continuar con la formación del shari, defoliar y alambrar.
 


El trabajo cumpliendo las normas de prevención de riesgos!:




Miguel Ángel se trajo varios ullastres a los que había que limpiar la madera y redefinir el diseño. Con este primero le dimos la vuelta para mostrar la madera muerta, que se limpió, eliminamos algunos muñones, podamos y le cambiamos un poco el ángulo de plantado:

 


 Con este que os muestro a continuación estuvimos más tiempo. Tiene una buena corteza, un shari natural y una zona en el ápice que muestra las huellas de trabajos anteriores, y que había que refinar.
 

Utilizando una de mis fresas favoritas, la triangular, estuvimos puliendo y mejorando algunas zonas, después Miguel Ángel continuó con el trabajo y cepilló, quedando muy bien el resultado.
 








 
 Un ligero cambio de ángulo de plantado, eliminar parte de la ramificación demasiado gruesa de la parte superior, alambrado y modelado de ramas. Un ejemplar muy interesante.
 
 
 El último que trabajamos se había dejado crecer libremente para enraizarlo bien, pero había que realizar un modelado más compacto para destacar la fuerza del tronco. Se eliminó corteza de una zona muerta, con lo que se aumentó el shari. En otra ocasión se le mejorará la textura, ya que no dio tiempo, pero Miguel Ángel se dedicó a alambrarlo con mis indicaciones y lo dejó bastante encaminado.


Con este cambio en el ángulo de plantado, se mejora la imagen general, y construyendo la copa más cerca del tronco actual, el resultado será muy llamativo:
 

De momento está así, a falta de un próximo trasplante:


Y pasamos a los dos árboles trabajados con Juan Galvín. Uno en particular nos dio mucho trabajo, había que refinar trabajos anteriores, disimulando las huellas de las herramientas mecánicas, mejorar algunas zonas, descubrir zonas interesantes de la base, etc... Así estaba cuando lo conocí:
 
 
 Le podamos el ápice, muy grueso:



Y Juan estaba deseando probar estas fresas que compró recientemente:

 
Se le nota que tenía ganas y que estaba disfrutando:
 
 
 Lo fundamental con estas fresas triangulares es trabajar a favor de veta, no tener prisa y realizar el trabajo concienzudo por zonas, tal como os mostré en el video de más arriba:
 



 Juan le pilló el truco rápidamente y aunque parezca mentira, se cansó de madera, je, je.



Tras el taller me mandó unas fotos y comprobamos algunas zonas en las que había que seguir trabajando, zonas difíciles de acceder con las triangulares, pero no para las que se asemejan a las brocas, trabajo que dejamos para una tarde en mi casa.
 




En las zonas de madera con textura, cepillos de naylon y metálicos, dependiendo del trabajo, simplemente para limpieza:
 


 Estas imágenes son del martes siguiente, donde terminamos a dos dremel el trabajo:





 Una buena limpieza con agua a presión y a aplicar polisulfuro de cal para proteger las zonas de madera más deteriorada y dar el típico aspecto blanquecino de la madera de los acebuches:
 


 
Ahora toca buscarle una buena maceta ovalada, subir el nivel de plantado y dejar que la madera vaya envejeciendo y mejorando con el paso del tiempo y sucesivos cepillados suaves.
 

El otro ullastre que trabajamos tenía también un trabajo basto en la parte superior que había que mejorar. También le propuse a Juan un cambio en el ángulo de plantado:


  Con el nuevo ángulo había que reposicionar las ramas, operación complicada por el grosor de las mismas, había que aplicar fuerza sostenida para poco a poco poner las ramas en su sitio:
 

 Después nos pusimos a eliminar parte de la madera de la zona superior, primero con la parte troncos, y luego con las herramientas eléctricas, pero ese trabajo tendría que terminarlo en casa el propietario.
 


Un cambio en el ángulo de plantado, simplemente un reposicionamiento:




 Y a las 15,30 h. terminamos y nos acercamos a comer a una venta, una paella de escándalo, un lomo al jerez y un postre de flan con mostachones de Utrera que estaba para chuparse los dedos.
 

Una visita a casa de Juan, nuestro anfitrión, y de vuelta a casa.


Y eso es todo. Repetiremos, ya que lo pasamos de escándalo!

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios