Latin quote of the day

sábado, 27 de septiembre de 2014

Un ullastre "Utrerano"!

Hola amigos!
 
Hoy le dedico la entrada a mi buen amigo Juan Galvín, que a éstas horas está regresando de la tierra prometida: Mallorca!
 
Se trata de un ullastre que me regaló allá por el mes de marzo de este año.
 
Esta es la primera imagen que tengo de él, de poca resolución, ya que me la envió por Washap, para enseñarme lo que me iba a regalar:
 
 
En origen tenía otro brazo en la base que Juan separó, aún se aprecia algo en el frente de la base la zona de unión con su hermano.
 
El acebuche se encontraba muy sano y ya tenía la rama que brotó en el ápice de un grosor suficiente, pero era muy recta. Mi primer reto estaba en dar algo de movimiento a esa gruesa rama. En las siguientes imágenes podéis observar el trabajo previo de preparar un tensor para bajarla de la base y el alambre que utilizaría para darle movimiento:
 




Otros trabajos que tendría que realizar eran refinar un poco el muñón de una antigua rama del primer tercio del tronco, refinar el corte del antiguo ápice y mejorar un poco el uro, eliminando las huellas de trabajos anteriores.
 

También debía retocar algunos restos de ramas podadas, supongo que cuando se recuperó este ullastre. El shari presenta un craquelado natural que hay que conservar, e intentar que los trabajos que se realicen estén en consonancia con esta madera muerta natural.



Un detalle de la rama del ápice, antes de modelarla.

 
Para el mes de junio se habían comenzado a clavar los alambres, así que necesitaba una sesión de trabajo.
 
Podéis observar la torsión que se le realizó a la rama y como se doblo una de las subramas de ésta hacia el frente y luego hacia arriba, convirtiéndose en el nuevo ápice.
 
Esta variedad de ullastre es de las que más me gustan, por lo pequeño de su hoja. A veces se colocan encima de la rama, a modo de escama, y hay que eliminarla en el defoliado con las pinzas!.
 
 
 
¡Un buen régimen de abonado es garantía de éxito!.
 


 Tras el modelado de las ramas secundarias, incluido un brote que salió en la base de la antigua rama. Como podéis observar, se redujo mucho el tocón original.



Aquí podéis ver bien el modelado de las ramas y el giro del ápice:


Su estado a principios de agosto, eliminado ya casi todo el alambre que se puso en junio, dos meses antes:
 
 
Este martes pasado me lo llevé a la asociación y comencé a defoliarlo, quitar chupones y prepararlo para un nuevo alambrado. Como os indiqué anteriormente, eliminar las hojitas es un trabajo muy entretenido que lleva su tiempo, y en la siguiente imagen os haréis una idea del tamaño de las hojas y como las elimino con las pinzas. Ya se había realizado una poda de aproximación para dejar las dos últimas hojas y eliminar las demás.
 

 
Y una primera prueba de un posible cambio de ángulo de plantado:
 

Éste fin de semana me he dedicado a terminar de alambrar y modelar las ramas, y aquí tenéis el resultado. Ya tenemos ramas terciarias y en algunos lugares, cuaternarias, y como veis, se ha dejado en ésta ocasión el último par de hojas de cada una:


Las huellas del primer alambrado de marzo comienzan a desaparecer y ayudan a ir dando textura. Un alambrado en dirección contraria al anterior, si es posible, evitará que se sigan marcando. Se ha trabajado también en las huellas del corte del árbol hermano, descubriendo un poco el nebari. Falta cepillo y aplicar polisulfuro, pero esperaré unos días.


El cambio en el ángulo de plantado afectará también a su inclinación hacia el frente, como podéis observar, y la rama trasera, que se ve un poco por la derecha, ya comienza a ganar densidad:


Vista trasera. Aún tenemos que ganar mucho más volumen en el ápice, pero hay que ir construyéndolo poco a poco. Un tensor ayuda a bajar un poco más las ramas sin tener que volver a alambrar la rama principal.

Una vista del ápice desde el lateral izquierdo, y la distribución de las subramas:


Una vista casi apical, para observar mejor el detalle del alambrado y modelado de ramas:


Y una imagen del posible ángulo de plantado. El modelado en este momento resulta muy triangular, pero al ir aumentando la ramificación y ganando volumen las diferentes ramas, la silueta se suavizará y redondeará. La rama trasera asoma por el fondo, bajo el ápice, y también por la derecha, haciendo de contrapeso visual.

Seguiré dejando la rama baja, ayuda a formar el labio de cicatrización en esa zona y a dar fuerza, pero casi con toda seguridad terminaré eliminándola, no le hace falta, creo.


Y eso es todo de momento.

Un buen regalo, este "Utrerano".

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

 

5 comentarios:

Marcial Yuste Blasco dijo...

Juan Antonio, buen trabajo! Cuando defolias los Ullastres quitas todas las hojas o dejas el par del extremo para que haga de tirasavias y no peligre que se seque la rama?

Gracias,
Marcial

Gumer V. dijo...

Un fantástico y muy buen artículo como todos tus trabajos. Gracias por compartir tus conocimientos Juan Antonio.

Juan Antonio Pérez González dijo...

Normalmente no hay problema en defoliar por completo, aunque a veces es cierto que se puede secar toda o parte de una ramita si las condiciones son adversas. Como precaución se pueden dejar las dos hojitas finales, tal como yo he hecho en este trabajo.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez González dijo...

De nada Gumer, es un placer!

Un saludo

Ishi Kasai dijo...

Un trabajo impresionante. Cuesta creer que es el mismo árbol.
Un abrazo

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD