domingo, 15 de febrero de 2015

Refinando el Gold crest "Padre e hijo"


Hola amigos,
 
hoy os acerco el trabajo de refinado de un Enebro gold crest con el que llevo unos cuantos años peleando, mas de 12. Le tengo un especial cariño porque fue con el que aprendí muchas de las técnicas que ahora utilizo en otras especies más agradecidas, fue mi conejillo de indias.
 
En la anterior entrada ya mostraba un diseño muy avanzado, se notaban los años de trabajo (febrero 2012):

Este fue el primer modelado que le hizo en Cartagena un alumno del IES San Isidoro:
En noviembre de 2012 estaba muy recuperado de los trabajos realizados. Es una especie muy fuerte, aunque a veces los pinzados excesivos hacen que saque agujas, no escamas, como hojas.
 
 
Lo dejé crecer libremente tras uno de esos pinzados a fondo para que volviera a recuperar la hoja en escama, y el resultado en enero de 2015 es que estaba totalmente desordenado, con un montón de flores masculinas, aunque con las hojas escamosas buscadas. Necesitaba un trabajo a fondo de refinado.
 
 
Muchas veces había pensado en cambiarle el ángulo de plantado, potenciando más el movimiento hacia la derecha de la foto. Tan solo unos grados, pero el movimiento es más fluido:
 
 
Temo ponerme a trabajar este árbol, pues sé que me tiraré muchas horas con él, y tengo trabajo atrasado, pero ya lo necesitaba. Así que hace dos semanas me puse a limpiar hojas traseras y a eliminar ramas mal situadas, aclarando bastante la copa. Eliminé algunas ramas secundarias y algunas las convertí en jines.
Demasiada cargada la copa para un estilo literati. Aquí me veis en la reunión de los martes en la Asociación Menesteo comenzando a poner alambre.
 
 
Previamente me había entretenido unos días limpiando la vena viva, retirando corteza para mostrar la capa subyacente de color marrón rojizo. Aprovecho también para cortar con el escalpelo esas incipientes raíces que suelen comenzar a formar los juníperos cuando están muy tupidos y la humedad es alta.
 
 
En esta imagen la corteza estaba casi limpia, me quedaban algunas ramas superiores por limpiar, ya que ha sido una limpieza a fondo, incluidas las ramas mas finitas. Podéis comparar con la imagen previa a los trabajos y apreciar lo descargado que lo he dejado. He abierto espacios, aligerando todo el conjunto, y algunos jines en la rama de la izquierda fueron unidos con shari, dando carácter a la rama.
 

 Este sería el nuevo ángulo de plantado, y habría que recolocar todas las masas de verde:

 
Tras el alambrado y modelado de ramas, quedaba aún por terminar el ápice del hijo:
 

Eliminadas las  ramas sobrantes de esa zona:


  Y terminado el alambrado y modelado de todo el árbol:

 
Aún tengo que dedicarme a refinar y posicionar muchos brotes, pero de momento lo dejaré descansar hasta que suban las temperaturas y lo trasplante, en ese momento ajustaré un poco más y os lo mostraré.
 
Gracias a los enlaces que nos proporcionó Francisco Javier Gutiérrez, he identificado al autor de la maceta,  que es de Tokoname-Touyou, el señor Takeshi Matsumoto. Siempre me ha gustado!
 

 Un saludo.
 
Juan Antonio Pérez.
 
Edito para añadir unas fotografías de más calidad:



 

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios