jueves, 23 de junio de 2016

ARCOS, un ullastre que quería ser enebro

 Hola amigos.

Ésta entrada quiero volver a dedicársela a Juan Galvín. 

Por razones personales se ha tenido que desprender de casi toda su colección, apenas le quedan 15 árboles, y no veas lo que está sufriendo por eso y otras cosas que no viene al caso comentar aquí,

La primera vez que vi este árbol fue en las reuniones semanales de la asociación Menesteo. Enero de 2015. En cuanto lo vi me recordó a esos juníperos con la vena viva retorcida alrededor del tronco muerto. Estaba inclinado de más y lo levantamos para mostrar el movimiento y la madera muerta tan llamativa. Otro problema era mostrar el nacimiento de la vena viva y la falta de corteza craquelada en la zona baja.


En ésta etapa solo eliminamos brotes mas situados y posicionamos según la nueva idea de diseño en la maceta de cultivo. Se fijó un poco la madera muerta que estaba muy inestable, una madera muy delicada que había que conservar.


¡Ésta es la imagen que quiero ver pronto, un pedazo de tío feliz con su principal afición!


En octubre de 2015 los crecimientos conseguidos con un buen régimen de abonado eran apropiados para realizar un primer modelado.


En las clases de los martes de la escuela Carthago, el amigo Juan se dedicaba una vez a la semana a poner al día sus árboles. Una y otra vez intenté que me lo regalara, pero no colaba.


Un ligero modelado para ir situando las masas de verde. Algunos brotes se dejaron, a pesar de lo bajos que estaban situados, para asegurar la circulación de savia por determinadas zonas de la vena viva. Una primera aproximación a su imagen como bonsái dramático.


Y llegamos a este mes de junio. No podía comprarle todos los que me gustan, pero si he podido poner mi granito de arena adquiriendo este ejemplar. Espero estar a la altura artística necesaria para sacarle todo el partido que se merece. Le dije que le dedicaría el trabajo y lo he llamado ARCOS, en su honor, por su localidad natal, Arcos de la frontera. 

Tras ocho meses de cultivo estaba en condiciones de darle su segundo modelado. Selección de brotes, desfoliado total, poda aproximada de las ramas pensando en su modelado y alambrado completo. Buena distracción para un par de días. Por casualidad me llegó ayer un paquete de macetas con una maceta redonda de Yamahiou (Tokoname), así que también planeé el trasplantar a su nueva maceta.


Como os comenté al principio, uno de sus defectos era la ausencia de craquelado en el comienzo de la vena viva. Ésto suele ocurrir si ésta parte del ullastre se encuentra enterrada y protegida de las inclemencias del tiempo. Para solucionarlo muchas veces recurrimos al maquillaje. Cuando vamos saneando la vena viva de otros ejemplares, no tiramos los valiosos botones de corteza. Los almacenamos y en caso de necesidad, los utilizamos. Hay que hacer un trabajo fino, evitando que quede artificial. Algunas veces si no lo comento, los que miran algunos árboles maquillados no se dan cuenta del artificio, pero a mi me gusta indicarlo,  no oculto nada. Loctite y paciencia para ir colocando los botones poco a poco. En este par de imágenes iniciales estoy comenzando el trabajo.



Y en ésta imagen ya se ha terminado el trabajo. No ha quedado mal.


Otro de los defectos de Arcos era que no se veía bien el nacimiento de la vena viva. Un ligero trabajo con la tenaza parte troncos y la vena viva se ve perfectamente, como podéis apreciar comparando la imagen del árbol en casa de Juan con la del árbol desfoliado y a medio trabajar en mi casa:



Un poco de giro también ayudaría a que se apreciara mejor. En la imagen de abajo está girado un poco menos, finalmente me decidí por el ángulo de la foto superior.


Con el nuevo ángulo de plantado, algo más levantado, el precioso ten jin se venía demasiado hacia el frente, casi te lo comías, así que opté por reducirlo bastante. Ahora he realizado el trabajo en bruto, más adelante refinaré con cepillo y dremel y aplicaré polisulfuro para igualar el color. El modelado de las ramas hasta el último detalle ayuda a tener una imagen aproximada del diseño de este ullastre en el futuro.


Y terminado el trabajo, a ver que tal queda con una mesa y un fondo más llamativo. 

Lateral derecho:


Trasera. Al levantarlo un poco más, se levantó un poco de tronco enterrado, que tuve que trabajar en bruto con herramientas manuales. Aunque sin raíces, se mantenía aún con la corteza viva. Cuidé de proteger correctamente con pasta y también seguí trabajando un viejo tocón a media altura. Sigo dejando un brote de tira-savia en ésta zona.


Lateral izquierdo,

Una imagen de una de las zonas más interesantes del ullastre Arcos, la vena viva retorcida y los restos de un antiguo tronco podrido del que solo queda el esqueleto. También podéis ver como queda el "maquillaje" visto desde el frente:


La idea inicial, mostrando detalles del tronco muerto, pero menos dinámico el tronco:


 La vista frontal elegida, con más dinamismo en el tronco y algunos detalles interesantes que podemos ver del tronco muerto:


Y eso es todo. Arcos muestra una imagen muy interesante que espero siga mejorando, igual que la gran amistad que tenemos Juan y yo y que seguiremos cultivando.

¡Ánimo, que en ésta vida lo importante ya sabes tu lo que es!

Un abrazo y sigue siendo como eres.

Juan Antonio Pérez.

No hay comentarios:

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios