Latin quote of the day

lunes, 26 de febrero de 2018

Transplante y alambrado del Peral

Hola amigos.

Hoy toca una revisión a la evolución de este peral que comencé a trabajar en diciembre de 2009, regalo de mi amigo Domigo Rodríguez Ordoñez, y del que os hablé por primera vez en esta entrada:

http://carthago2009.blogspot.com.es/2013/01/cambio-de-diseno-un-peral-dominguero.html



 Durante los últimos 8 años he ido realizando unos trabajos periódicos consistentes en la eliminación de hojas un par de veces al año, alambrado y poda de nuevos crecimientos otro par de veces, y sobre todo, un buen régimen de abonado.

Uno de esos trabajos, tras eliminar las hojas que quedaban del otoño, lo muestro en estas imágenes:


Las ramas del peral son muy quebradizas, y hay que tener mucho cuidado al modelarlas, ya que quiebran de golpe y casi por completo, no se agrietan progresivamente. Algo parecido a lo que ocurre con las higueras.


Es preferible utilizar calibres de alambre algo más gruesos de lo necesario y mover muy cuidadosamente las ramas, sin arriesgar excesivamente. Siempre se parte alguna y da mucha rabia.


A primeros de mayo nos regalan sus flores, que salen de los gruesos botones que aparecen en los extremos de las ramas, por lo que la poda de invierno ha de tener esto en cuenta.



Las hojas son grandes, pero se pueden reducir. Después de la floración podemos hacer pinzados para aumentar la ramificación, y en junio podemos desfoliar. Si el clima es benigno, como el de Cádiz, y hemos desfoliado en junio, las hojas pueden persistir hasta enero en perfectas condiciones.


Yo aprovecho algunos años para eliminarlas y alambrar:


En julio de 2016 la ramificación ya comenzaba a formar una copa interesante:


Este mes de febrero, ya caídas todas las hojas, tocaba alambrar para seguir ordenando la ramificación, pero intentando mantener el máximo número de yemas terminales, por la futura floración, y aproveché también para realizar el trasplante a una maceta algo más profunda, una Yamaaki esmaltada de tono azul oscuro, de Toshio Kataoka. Una mayor cantidad de tierra de cultivo ayudará a ir madurando la ramificación de la copa.

 He utilizado alambre y tensores, por lo que os comento de lo quebradizas de las ramas. Ya vamos teniendo muchas ramas que harán que la copa se vea bien poblada de hojas esta primavera. 

La parte trasera:

Y el frente:


En determinadas especies, lo importante es la paciencia, y esta es una de ellas.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

No hay comentarios:

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD