Citas - citas-comunidad.com

jueves, 18 de diciembre de 2008

Un Sargentii de intercambio

Esta es la historia de un sargentii (Juniperus sargentii) o Enebro chino, como muchos conoceréis, que fué objeto de un intercambio entre amigos.

En el año 2004 había adquirido este enebro chino, muy barato, y lo modelé y cultivé durante 2 años. Cuando llegó a mi casa estaba así:
Con las dos ramas que tenía lo diseñé en estilo literati. Cuando Erasmo lo vió le gustó el árbol y me propuso un cambio por un gran enebro que había llegado a sus manos procedente de un aficionado que quería dar un cambio a su colección. Aquí tenéis a Erasmo después de haber modificado un poco mi enebro y presentándomelo en su nueva posición de plantado.
El enebro que me ofreció me gustó por la gran cantidad de ramas de las que disponía y que me iba a hacer disfrutar remodelándolo. Cuando uno ha terminado de diseñar un bonsái de esta especie, y se limita a las labores de pinzado, al cultivo y a dejar pasar el tiempo, realmente se aburre un poco. Lo que estas deseando hacer es coger otro enebro y ponerte en el lado creativo de esta afición, modelar un nuevo bonsái.
No tengo fotografías del estado del enebro antes de empezar a podarle ramas, y es que en cuanto acordamos el cambio me puse rápidamente a mirarlo y a podar las tres enormes ramas inferiores que tenía, demasiado bajas para mi gusto y muy voluminosas. El resultado de la poda y transformación de estas ramas en jines es el que os muestro. El frente el 30 de marzo del 2006:

El lateral derecho:
Su parte trasera:
Una vista apical:
Y el nuevo frente en el que había pensado, con la idea de hacer un árbol más esbelto y menos pesado:

Tenía unas raices superficiales muy rectas, pero abundantes y distribuidas de forma radial:

Una vista de gusano en la que podéis apreciar el resultado de la transformación de las primeras ramas en jines:

Tras unas buenas sesiones de alambrado y modelado de todas las ramas, la nueva imagen del enebro había cambiado. Era el 4 de abril de ese año. Se le limpió la leña seca y la corteza, y bien peinado ya parecía otro árbol:

Se le ampliaron un poco los sharis que presentaba el tronco, aprovechando los jines que se habían realizado, zonas de corteza que al eliminar las ramas se terminarían secando. No fué posible darle más movimiento a las venas, pues los caminos de la savia eran rectos, las fibras subían casi en linea recta en muchos tramos, pero algo sí se consiguió:

Por el otro lado:
En esta imagen podéis apreciar como se distribuyeron los plumeros de hojas en los que se dividió la copa y como se intentó que ninguna rama tapara a las inferiores, para no debilitarlas al hacerles sombra.

Un año después el árbol había crecido, sobre todo en la copa, por lo que tuve que aclararle esta, eliminando muchas pequeñas ramas. Controlando la copa se potencia el desarrollo de las ramas inferiores, de momento algo débiles.
Se eliminaron los alambres, y como aún no se había fijado la forma en muchos lugares, se procedió a un nuevo alambrado. Un pequeño ejemplo de como se modeló la ramificación fina:

Y la fase mas aburrida del trabajo, esperar que el árbol se recupere de los modelados, y centrarse exclusivamente en el cultivo. Aquí lo tenéis en su lugar en mi jardín:

Julio del 2007:
Septiembre de 2007. Se amplían algunas zonas de shari y se transforman algunas pequeñas ramas en jines. En noviembre de 2007:
Y en marzo de 2008 le toca un nuevo modelado. En esta ocasión utilicé cobre en el alambrado detallado de la ramificación fina, y fué necesario reposicionar alguna rama algo más gruesa. Siempre estoy haciendo pequeñas modificaciones en mis árboles, siempre les veo algo mejorable.

También me decidí a crear zonas de shari en las ramas inferiores, que ayudarían a fijar la posición de las mismas y darían un aspecto más añejo a estas zonas.

En junio, tras el pinzado de los brotes, me planteé un ligero cambio de frente para solucionar la monotonía de las curvas del tronco y buscar un tachiagari más llamativo. Igualmente se le eliminó una rama en la zona media del tronco para abrir huecos y permitir un futuro desarrollo de las ramas inferiores. El frente original:

El nuevo frente elegido:
En septiembre, un poco más densas las ramas:

Y a principios de diciembre. Finalmente me decidí a eliminar ese nuevo jin, dejando ese hueco más diáfano, y reposicioné el árbol en el tiesto tocando poco las raíces, ya con su frente definitivo (De momento, je, je).

Y para cerrar de momento esta evolución, os muestro algunas fotografías que he tomado hoy de este enebro sargentii. Unos detalles de la leña seca:



En esta se aprecia el lugar donde se encontraba el jin que se eliminó, de momento secándose antes de aplicar el polisulfuro:

El lateral derecho:

La parte trasera:

El lateral izquierdo:
Y el frente:
Ya veremos como va evolucionando. Tal vez está llegándole el momento de buscarle un tiesto más apropiado y una mesa de exposición.
Un saludo.
Juan Antonio.

No hay comentarios:

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios