Citas - citas-comunidad.com

miércoles, 18 de noviembre de 2009

XXII Congreso Nacional de la AEB. Almuñecar Octubre 2009

Otro año más nos hemos reunido las diferentes asociaciones de bonsái que pertenecemos a la Asociación Española de Bonsái con motivo de nuestro Congreso Nacional.

El lugar elegido para el evento ha sido la tropical Almuñecar (Granada), un lugar ideal para pasar un fin de semana en compañía de unos buenos amigos, con el mar y las montañas rodeando a una localidad con mucha historia y realmente encantadora.


La organización del evento ha sido sobresaliente, más si tenemos en cuenta que la asociación anfitriona, Asociación Amigos del Bonsái Costa Tropical, es pequeña en número de socios. Sin embargo, es una de las asociaciones más activas que conozco, mérito de todos los socios que la componen y del enorme empuje organizativo de su presidente, José Antonio Joya.

Éste tipo de eventos no pueden realizarse sin el apoyo de unos buenos patrocinadores y de alguna institución que se implique a fondo, en este caso, es necesario agradecer al Ayuntamiento de Almuñecar su enorme apoyo a todas las actividades relacionadas con el bonsái que se realizan en Almuñecar. Sirva de ejemplo el fenomenal jardín museo que ha patrocinado en esta localidad y del que ya tenéis noticias por este blog. Por último, sin la participación del resto de las asociaciones de España es imposible que un Congreso Nacional luzca.
Desde mi punto de vista, las asociaciones debemos impulsar este encuentro anual, donde lo que prima es el trabajo de los asociados, donde mostramos como avanza el bonsái español a nivel de aficionados, y donde tenemos la oportunidad de reunirnos para compartir experiencias. Sin el apoyo del resto de las asociaciones no hay Congreso Nacional que sea exitoso, y últimamente, por lo que vengo observando, tanto en Córdoba como en Almuñecar, hay asociaciones que no se han implicado. Si queremos que estos congresos sean exitosos, todos debemos aportar nuestro granito de arena, tanto acudiendo como congresistas, como llevando nuestros árboles a exponer. Eso sí, luego nos quejamos de múltiples cosas, que si hay pocos árboles, que si no han venido de tal o cual lugar de España, que si los premios han recaído en asociaciones cercanas, etc…. Como dice nuestro presidente, J. L. Ramos Traver, debemos implicarnos todos y participar si queremos que estos congresos vayan a más.
El congreso se desarrolló en el Hotel Almuñecar Playa, tanto la exposición, las demostraciones como la cena de gala. A la inauguración acudieron dos de las concejalas delegadas del Ayuntamiento de Almuñecar y tanto el Presidente de la Española, José Luis Ramos, como el de la asociación anfitriona, nos dirigieron unas palabras, posteriormente se obsequió a los asistentes con un vino español. El hall del hotel impresionó a los asistentes, con sus enormes cristaleras, sus balconadas repletas de plantas y una espectacular lámpara que junto con una cascada daban un aire muy apropiado al evento que estábamos inaugurando.
Como veis, en Almuñecar hay arte hasta para hacer jamoneros: La exposición contó con aproximadamente 70 árboles con sus plantas de acompañamiento, y la presentación fue muy cuidada, como tienen por costumbre en la Asociación Amigos del Bonsái Costa Tropical. Además existían stands de Mistral Bonsai, Yoko Bonsái y de la encantadora ceramista María José González, por cuya obra tengo una especial debilidad. Además, se pudo contemplar una buena colección de Suisekis.
Aquí tenéis una pequeña muestra de los árboles expuestos, en primer lugar, la Cobra, el magnífico ullastre de Miguel Ángel González:
Un original ullastre de Guillermo Juaneda:

Como sabéis, una de mis debilidades, los romeros, este es propiedad de Rubén Hervás:

Y otro más pequeño, pero todo un cañón, en este caso utilizado como planta de acompañamiento por José Antonio Joya:

Uno de los dos árboles que presenté, un gold crest que como sabéis los que me seguís, es todo un superviviente:

Un coqueto enebro chino de José Miguel Moyano:
Un enebro chino de mi propiedad, que también sobrevivió al desastre de agosto pasado:

Un coqueto mirto de Miguel:

El conocido por los bonsaisureños Arce buergueriano de J. Javier Cabeza:
Y el espectacular algarrobo de José Antonio Joya:
Un pequeño acebuche de José Cabello:
Y un acebuche de mi buen amigo Emilio González:

Faltan bastantes más, pero como he dicho es solo una muestra.

En estos congresos también hay momentos para disfrutar de un buen café entre amigos, aquí estoy departiendo con una nutrida representación de la Asociación Amigos del Bonsái de Benalmádena:
Ahora os pondré los árboles premiados, galardones que fueron otorgados por el maestro Valerio Giannotti en el transcurso de una estupenda cena de gala, donde además de degustar unos platos estupendos, disfrutamos de un magnífico espectáculo flamenco. Nuestro presidente y señora, disfrutando de la velada:

Al igual que los congresistas asistentes, muy atentos a las evoluciones de la bailaora (disculpad la calidad de las imágenes, que tomé con el móvil):



1er Premio. Pino negro de Paco López (Asociación Amigos del Bonsái de Benalmádena):


2º Premio. Pino silvestre de Giorgio Castagneri (Asociación Amigos del Bonsái de Benalmádena):


3er Premio. Enebro chino de José Antonio Joya (Asociación Amigos del Bonsái Costa Tropical, Almuñecar):


Premio especial a la mejor presentación. Tejo de Miguel Ángel González (Asociación Amigos del Bonsái de Benalmádena):


Premio a la mejor composición. Carpe, Sedum, Ullastre, Enebro chino y Zelkova de Luis Benítez (Asociación Bonsái El Pisapo, Jérez):


Premio al mejor shohin. Ullastre de José Antº Jerónimo (Asociación Amigos del Bonsái Costa Tropical, Almuñecar):

Las demostraciones comenzaron el sábado por la mañana, con una demostración doble a cargo de Juan Antº Pérez (Carthago), el que os escribe, y Miguel Ángel González y se centraron en el género Olea.
Fue un honor para mí compartir quehaceres con uno de los pioneros en el bonsái español, pero al que no conocen muchas personas en España. Alumno de Kunio Kobayashi y Michiko Iwakura, es actualmente instructor de la escuela Bonsái Time en Benalmádena, y alguien con quien se puede estar charlando muy buenos ratos y recibiendo acertadísimos consejos en cuanto a estética y, sobre todo, sobre la presentación en tokonoma, algo de lo que muchos aún tenemos bastante que aprender. Miguel Ángel trabajó un gran acebuche recuperado en Málaga, pero cuya madera no tiene nada que envidiar a los ullastres mallorquines.



Yo quise acercar el trabajo que hacemos los aficionados día a día, para lo que pedí a mis dos amigos, Fernando y Domingo, con los que me reúno cada quince días en Chipiona, que me acompañaran con dos de las enormes estacas que enraizamos hace dos años. Presenté todos los trabajos previos que habíamos realizado a las dos estacas mediante una presentación en Power Point, y contesté a las dudas que me plantearon los asistentes, mientras, mis dos amigos se dedicaron a ir alambrando, como si fuese un domingo de reunión. Nos dio tiempo a finalizar uno de los dos, y por la tarde terminamos el otro. Los que seguís este blog conoceréis la entrada "De Gines a Chipiona", donde comento los trabajos iniciales que hicimos con estas grandes estacas, os recuerdo una imagen de esa entrada en el blog:
El primer ejemplar lo llama Domingo "La Ola", y así estaba antes de llevarlo a Almuñecar:

Y la idea que teníamos en mente para su futuro:El otro lo llama "El Rinoceronte", por ese cuerno que tiene por ten-jin. Así estaba tras algo más de un año de cultivo:En el power point mostré como lo preparamos antes de trabajarlo en el congreso, aquí estábamos limpiando a pistola y cepillos la madera:
Y el diseño de futuro para este rinoceronte:En plena faena, el propietario y yo, cada uno aplicado a alambrar uno, Domingo ayudado por Fernando, que en esta ocasión también ejercía de fotógrafo:
Una vista panorámica de la demostración simultánea:
Y el trabajo que avanza poco a poco:
Y llegó la hora del coctel de recepción, y dejamos el trabajo, casi concluido:
El sábado por la tarde le tocó el turno a Valerio Giannotti y Giorgio Castagneri, instructores italianos de la Escuela Bonsái Time, y habituales en los últimos congresos desarrollados en el Sur. Valerio trabajó una sabina rastrera a la que levantó y diseñó en estilo literati, un típico trabajo de Valerio, muy detallado en su ejecución.

Giorgio realizó una espectacular torsión del grueso tronco de un pino negro con ayuda de hasta tres colaboradores. También alumno de Kunio Kobayashi, es un maestro accesible y siempre dispuesto a darnos consejos cuando se los requerimos. Una suerte contar con él para los Amigos del Bonsái de Benalmádena, donde está asociado.

Realizado el trabajo duro, quedaba alambrar y colocar las ramas para finalizar el trabajo:





Y Giorgio acompañado de sus colaboradores posando con el Pino terminado:

El domingo teníamos el plato fuerte, Kevin Wilson, al que le tenían preparado un fenomenal Tejo, su especialidad, y que contó con la ayuda de Juan Carlos, organizador del Europeo de Lorca y Antoñillo Jerónimo, el socio más joven de la Asociación anfitriona, y que ya cuenta en su haber con un gran número de colaboraciones en demostraciones con los mejores maestros. Mientras los dos alambraban la ramificación, Kevin nos demostró su maestría con las herramientas eléctricas para dar carácter a la zona frontal del Tejo. Ahuecó determinadas zonas, eliminó madera de otras y finalmente modeló la copa. Otra gran creación de este gran maestro que ahora vive entre nosotros.



El trabajo de ahuecado casi terminado, a falta de depurar:





Tras el trabajo de la madera, a posicionar la ramificación que los dos colaboradores habían alambrado:
Se estuvo valorando si se eliminaba o no una rama baja, que finalmente fué podada:

Y el trabajo finalizado, Kevin contento y nosotros, que disfrutamos de su demostración, más:

Michiko Iwakura, maestra en el arte del Ikebana, con la colaboración de Miguel Ángel González, nos deleitó mientras tanto con una de sus magníficas composiciones florales. En su puesta en escena no hay ningún detalle que se le escape, ni siquiera en su propio vestuario, ya que para cada ocasión luce un maravilloso kimono diferente. Una embajadora de lujo que también se ha quedado a vivir entre nosotros. No dispongo de imágenes, ya que la demo fué simultánea a la de Kevin.
Y eso ha sido todo, desde aquí agradecer a todos los que colaboraron en que este XXII congreso saliera adelante, comenzando por los Amigos del Bonsái Costa Tropical y terminando por los congresistas y público en general que llenó a diario la exposición y las demostraciones. Para mí, una experiencia muy satisfactoria, ya sabéis que Almuñecar tiene un encanto al que no me puedo resistir, merece la pena visitarla.
Un saludo.
Juan Antonio Pérez.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios