Latin quote of the day

miércoles, 10 de febrero de 2010

Una vid chipionera de edad avanzada

Hola amigos,


hacía tiempo que quería volver a tener una buena vid, ya que la que muchos de vosotros conocíais murió este agosto pasado. Esa vid me la proporcionó Erasmo y le tenía mucho cariño, este era el diseño del nuevo remodelado que tenía en mente para ese viejo ejemplar:

Intenté recuperar algunas el año pasado, pero cometí el error de cortar antes de encontrar alguna raicilla que diera opciones a su supervivencia. Había pensado hacer acodo aéreo en la parte interesante que presentan las de la variedad palomino que se dan por estas tierras gaditanas, pero existía el inconveniente de tener que desplazarte cada semana a hidratar la bolsa de sphagnum, así que este año, cuando mis amigos Fernando y Domingo me enseñaron una finca donde las había muy, muy viejas y comprobamos que la tierra era muy arenosa y fácil de excavar, sin persármelo mucho cogí la azada y me puse a buscar esas raíces que anteriormente no había conseguido encontrar, por situarse muy alejadas de la superficie. Conseguimos extraerla rápidamente y con tres raíces gruesas y otras finitas:
Como podéis comprobar, la única zona interesante se encuentra en la tortuosa mitad superior, pero las raíces se encuentran un metro más abajo:


También comprobamos que como es habitual en esta zona, la vid está injertada en riparia, la prima silvestre de la vid, que tiene un sistema radicular muy potente y nada delicado. Aquí podéis ver las pocas raíces finas que presentaba este ejemplar. Había que tratarlas con delicadeza:

No tenía ningún contenedor tan grande para plantarla, así que copiando una idea de mis amigos chipioneros, que aplicamos el domingo pasado a otra vid larguiducha, utilicé dos contenedores, uno mayor y otro menor sin base, y cubrí toda la zona originalmente enterrada con el substrato (akadama de grano grueso casi en su totalidad y mezcla de akadama de grano fino y tierra volcánica en la zona superficial). Así quedó el invento:



Cuando traigo un árbol del campo me gusta sanearlo y si tiene corteza que se desprenda con facilidad, quitársela para eliminar las posibles plagas que hivernan bajo la misma. También el quitar la corteza me ayuda a comprobar qué zonas están vivas y cuales muertas, facilitándome el diseño y la elección del frente. A algunos les puede parecer un trabajo inútil sin asegurarse antes de que la planta ha enraizado y se ha establecido bien, pero en mi caso lo prefiero, y no tenía otro trabajo pendiente.
Así que armado de mi navajita especial para descortezar, fui retirando las tiras de corteza vieja, a saber la de años que había tardado en formarla:



Podé una rama seca de la parte superior y armado de una gubia fuí eliminando también la madera podrida, no toda, pero si la parte más accesible. El resto si que lo dejaré para cuando la planta empiece a dar señales de vida, y sobre todo, seguiré eliminando esta madera podrida del interior y que casi siempre contiene termitas y hormigas. Mientras tanto un rociado con Raid mata a la mayoría.
Me encanta ir descubriendo el movimiento de la vena viva de las vides, las zonas ahuecadas y el contraste entre las mismas, además, este contacto tan cercano con todas las zonas de la planta te ayuda a ir viendo las posibilidades de diseño futuro. Igualmente, cuando vas quitando corteza compruebas que zonas están muertas. En la siguiente imagen puede verse una zona más clara que corresponde con la rama superior, seca por completo. Si está viva y te pasas con la navaja se muestra rápidamente la tierna corteza, con tintes verde amarillentos, y el aspecto fresco de la misma.


Tras acabar de retirar la mayoría de la corteza, apliqué un buen riego para eliminar el polvo de los huecos y los restos de materia procesada por los xilófagos:
Realmente el contraste entre venas vivas y madera muerta ahuecada es comparable a la de las mejores sabinas, salvando las distancias, claro:

Comprobado que toda la rama superior estaba seca y que si la eliminaba ganaba en conicidad y en claridad en el movimiento, opté por eliminarla por completo, dejando unos pocos restos como testimonio de su existencia. No sé a vosotros, pero a mí, al verla así, sin el lío a modo de nudo gordiano que presentaba anteriormente, se me empiezan a ocurrir ya diferentes diseños:

Y es más, conforme la iba rotando, nuevas posibilidades iban apareciendo, os doy un tour alrededor de esta añeja vid:



Podéis ver como levanté con ayuda de un palillo de bambú la única rama que quedó, y dependiendo de la longitud del mismo el posible diseño también cambia ligeramente. Las posibilidades son numerosas:





Bueno, como me pasa siempre, no me canso de mirar los detalles de los árboles que llegan a mis manos, os invito a seguir mi mirada por algunos de ellos:


El ápice con 7 yemas que comienzan a moverse:


Y unas últimas imágenes más, con el palillo de bambú más largo. Yo no me canso de mirarla.




Bueno, y entre todas las posibilidades, esta es la que de momento me convence más, elegid vosotros la que mejor os parezca o la que os inspire más:
Ahora a dejarla brotar con fuerza, que enraíce bien, y tal vez para el verano o para el próximo año, a plantearse el acodo aéreo al nivel que queda encima de la maceta pequeña.
Ya os mostraré si ha superado el transplante y la recuperación ha sido exitosa.
Un saludo.
Juan Antonio.

4 comentarios:

Rodrigo Sousa dijo...

Hola Juan.
Antes demas muchas felicitudes por el Blog y por sus trabajos qui es un encanto los mirar.

Estoy muy enteressado con su Vitis,e con el manera qui estay a trabajando,fuera del normal para una vitis,hacendo con ella a madera muerta.

Mi estoy corioso con el resultado.
Y tenive muy gusto en la reportage.
Muchas gracias por compartir y un gran saludo hace Portugal.

Carthago dijo...

Gracias a ti Rodrigo, tengo que visitar más Portugal, me encantó la última vez que estuve en la boda de mi prima, la próxima vez tengo que contactar con algunos aficionados de vuestro país para ver en directo vuestros trabajos.

Un cordial saludo y no te preocupes, iré poniendo la evolución de esta vid.

Tersio dijo...

Hoy ademas de maravillarme, esta vez he descubierto un mundo nuevo, y recordar de muy pequeñño la Parra vid en el campo de mis padres, tenia exactamente esa textura y colores pastel debajo de su tosca y seca corteza.
Desearia verla brotada Juan, pls
Hoy dia tengo 4 chicas y una muy grande, es lo que hay, veremos.
Saludos y gracias

Carthago dijo...

Va fenomenal, Tersio, ya le he alambrado la brotación y defoliado el comienzo de las ramas, y a dejarla crecer.

A ver si subo unas imágenes.

Un saludo.

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

Se ha producido un error en este gadget.