jueves, 29 de abril de 2010

Taller con Kevin Wilson IV: los árboles de Enrique

Hola amigos,

vamos con otro capítulo de los talleres con Kevin Wilson en la expo-venta de José Manuel Salmerón, en el Puerto de Santa María.

Ahora le toca el turno a un par de árboles que llevó el amigo Enrique, de la asociación El Pinsapo de Jerez.

Esta sabina es prima hermana de la de Luis, del mismo origen y con los mismos trabajos realizados (limpieza de madera, aclarado de brotes y transplante). Tras analizarla Kevin, le cambió un poco el ángulo de plantado y decidieron arreglarle los bastos cortes que presentaban las ramas secas.Desde este lateral pueden verse las dos copas que presenta esta sabina. Habrá que definir bien las masas de verde en el futuro, compactando y dirigiendo el movimiento hacia la izquierda.
Enrique posando detrás de su sabina, Salmerón supervisaba la realización de los talleres.

Y llegó el momento de meterle mano a los jines. Kevin se arremanga para mostrarnos sus espectaculares tatuajes.

Y como siempre me dice, ¡paparachi, paparachi!.

Una imagen lateral de la sabina mostrando las marcas del corte de ramas secas que había que arreglar.

La técnica empleada y las herramientas utilizadas son las que comenté en la entrada de la sabina de Luis, comienza ahuecando con la broca de madera y va trabajando desde dentro hacia fuera, dando textura a la madera.

Todos estábamos muy atentos al proceso. Habrá que ponerlo en práctica.



El tabaco que no falte. Es que los vicios son los vicios. Vamos a tener que contratar un cursillo de desintoxicación y apuntarnos más de uno

Aquí el trabajo está más avanzado. Mirad como va eliminando pequeñas porciones de madera, introduciendo la broca de madera y dibujando con ella hacia el exterior.


Cuando la parte exterior es lo suficientemente delgada, crea huecos desde fuera. La idea es no dejar superficies regulares, e imitar la rotura natural de la rama.

No tengo imágenes del final del trabajo. A ver si Enrique me manda unas fotografías del trabajo finalizado y os las subo.
También llevó este acebuche para trabajarlo. Kevin lo estuvo valorando y decidió inclinarlo en semicascada.

Tampoco vi la finalización de este trabajo. Yo me marché a las 7 y ellos continuaron hasta casi las 10.
Y eso es todo por hoy.
Un saludo.
Juan Antonio.

martes, 27 de abril de 2010

Taller con Kevin Wilson III: Ahuecado de un algarrobo

Hola amigos,

vamos con la tercera entrega de los talleres con Kevin.

En esta ocasión se trata de un gran algarrobo recuperado por José Manuel Salmerón y al que ayudé a podar el año pasado. Lo había adquirido Ramón, otro de los asistentes al taller, y había que darle un poco de carácter al tronco.

Kevin cogió la makita con la broca terrier y comenzó a realizar un shari en la parte frontal.

Poco a poco fue "dibujando" el shari, solo a nivel superficial:

Aprovechando heridas antiguas de poda, el shari crecía poco a poco y se comenzaba a profundizar en el interior del tronco:


Con ayuda de pajitas se soplaban las virutas para valorar el avance del trabajo:


Poco a poco, sin prisas pero sin pausa, el shari/sabamiki crecía y subía por el tronco:


Cuando el frente estaba abierto, Kevin realiza una hendidura para poder introducir la fresa terrrier y ahuecar desde dentro hacia fuera, adelgazando las paredes del shari:


Este mismo proceso lo fue repitiendo a lo largo de todo el tronco, aquí os muestro el resultado del trabajo preliminar de la madera. Al estar fresca, hay que terminar el trabajo cuando seque, así que el afinamiento de los detalles se hará más adelante.


Como en todos los trabajos realizados, Kevin se entretuvo en realizar un diseño para el futuro del algarrobo y basándose en él, se realizó un alambrado de las ramas de las que se disponía:


Para terminar esta entrada, aquí tenéis a Ramón acompañado por Raimon, alambrando su algarrobo. Será un buen ejemplar cuando pasen unos años:

Un saludo,
Juan Antonio.

sábado, 24 de abril de 2010

Taller con Kevin Wilson II: trabajo de jines y diseño de sabina

Hola amigos,


seguimos con los trabajos realizados en el taller con Kevin Wilson desarrollado en el Puerto de Santa María. Ahora le toca el turno al otro árbol que llevó Luis al taller, una sabina que le adquirió el año anterior a José Manuel Salmerón.

De momento Luis le habia limpiado la madera muerta, habia aclarado un poco el verde de las ramas, y la habia transplantado a comienzos de la primavera.

Al principio Kevin estuvo comentando con Luis las bondades de esta sabina y como mejorarla. Al haber sido transplantada recientemente no era aconsejable modelarle las masas de verde, por lo que se limitó a arreglarle los jines y a realizarle un diseño del futuro modelado.
Se estuvo comentando el estado de la sabina y las características de su madera, así como los trabajos que se le realizarían.


Kevin le explica a Luis que cuando la sabinas están funcionando correctamente y tienen las raíces en buen estado, el follaje está fresco por la transpiración cuando la tocamos con el dorso de las manos. Si está cálida es que no está transpirando bien.


Finalmente se colocó un calzo de madera y se sujetó bien antes de comenzar a trabajarle la madera:



Es curioso ver como aborda Kevin el trabajo de los tocones rectos. Utiliza esta broca de madera que tiene la punta de corte y redondeada, con una sola vuelta en espiral. Comienza realizando unas perforaciones alrededor del duramen del tocón, y poco a poco va ahuecando, abriendo ventanas y zonas de aspecto muy interesante. Un Trabajo de escultura, realmente.




Tras acabar con este jin acortó con los alicates el situado más cerca del ápice y arregló un poco más otros. No tengo imágenes del proceso, pero en estas imágenes podéis ver los resutados.

Como ya no había más trabajo que hacer, Kevin se presto a realizarle uno de sus diseños para encaminarle en su futura formación:

Otra de las facetas artísticas de Kevin, el dibujo:

Y el trabajo realizado, hasta con la maceta que le vendría bien una vez acabada su formación:
Un saludo.
Juan Antonio.

lunes, 19 de abril de 2010

Taller Kevin Wilson I: arreglar un gran corte recto

Hola amigos,

disculpad el lapso en subir entradas, pero a veces hay que tomarse un descanso.

Voy a empezar, sin prisas, a subiros algunos trabajos que se realizaron en el taller que tuvimos con Kevin Wilson en la Expoventa organizada por mi amigo José Manuel Salmerón durante el fin de semana del 10-11 de abril de este año.

Antes de nada, quiero agradecer desde aquí el enorme esfuerzo organizativo que ha desplegado José Manuel Salmerón, una institución del bonsái gaditano, para organizar un evento de las características de este. Además de acercarnos muchos árboles de la empresa Mistral bonsái, a precios variados, muchos muy asequibles, y de permitirnos a algunos aficionados poder ofrecer algunos de nuestros árboles a los visitantes del evento, lo que más le agradecemos ha sido el poner a nuestra disposición la maestría del gran tipo que es Kevin Wilson. Preparó un taller que se alargó desde las 10 de la mañana del sábado hasta pasadas las 10 de la noche, y del que os ofreceré mi visión personal, y para el domingo preparó una demostración que sorprendió a todos los asistentes con un olivo que muchos desecharíamos por feo, pero precisamente por eso fue elegido por este mago de la madera para realizar su demostración.
He leído en algunos foros críticas a este evento, pero los que no han estado metidos en los entresijos de la organización de un evento como este desconocen los sacrificios que hay que hacer y el riesgo que se corre, sobre todo a nivel económico, para hacer frente a un acontecimiento de este calibre. José Manuel Salmerón es un profesional de la venta del bonsái, pero en este caso se ha comportado como un mecenas que ha acercado al aficionado una figura de primer orden, costeándolo de su bolsillo. Por otra parte, gran parte de los aficionados gaditanos han pasado por su casa, donde siempre han recibido buenos consejos o material a precios muy competitivos, y más que nada, su labor divulgativa con los escolares de nuestra provincia es digna de mérito, ya que todos los cursos escolares, miles de pequeños se aproximan por primera vez a este arte guiados por sus palabras y sus regalos. Gracias José Manuel.
Centrándonos en el trabajo que os muestro hoy, primero indicaros que se trata de un ullastre mallorquín que adquirió mi amigo Luis a mi otro buen amigo Puersbonsái, y que por lo feo del corte superior que tenía le salió a muy buen precio. Como el bien dice, es un honor que uno de sus perejiles pase por las manos de un maestro como Kevin.
Aquí os presento al ullastre en cuestión, junto a su sonriente propietario y el también sonriente Kevin. Realmente el buen humor es una de sus señas de identidad, hemos pasado un muy buen fin de semana en su compañía.


Tras un primer análisis y la charla correspondiente con el propietario, traducida de manera totalmente desinteresada por Raimon, que actuó todo el fin de semana de intérprete, simplemente por la amistad que le une de antiguo a José Manuel, Kevin se puso a agrandar el sabamiki que presentaba de forma natural el ullastre.

Además de aprender como hace el trabajo de la madera, Kevin nos dio unas cuantas lecciones de que tipo de complementos (fresas, lijas, cepillos y complementos varios) utiliza para cada fase del trabajo. Algunas de estas herramientas se las ha confeccionado el mismo, otras son por todos conocidas, fresas que compra en Inglaterra (Kaizen bonsái: http://www.kaizenbonsai.com/shop/index.php?cPath=23_60) y de precios más asequibles que las samurai.

Poco a poco el trabajo en la parte baja del tronco tomaba forma:

Y esta es la fea cicatriz de la parte superior del tronco que había que arreglar. Previamente al trabajo de la madera, Kevin pidió a Luis que eliminara toda la ramificación salvo dos ramas, con las que se haría el diseño de la copa.

Una vista del detalle del trabajo realizado uniendo dos zonas huecas y dando algún detalle a zonas lisas:
Tras el trabajo en basto con la fresa terrier, el trabajo fino con la dremel. Kevin nos dijo que había que centrarse en una zona determinada y aplicar todos los trabajos, para posteriormente pasar a la siguiente y así lo hizo:


Tras finalizar con la zona inferior, pasó a la parte superior. Primero eliminó parte de la corteza para adelgazar visualmente el ápice, y posteriormente fue eliminando madera abriendo un hueco interior que sirvió de guía para adelgazar la madera y crear huecos. El proceso lo podéis seguir en la siguiente secuencia de imágenes:





Una vez ahuecado en basto el interior, pasó a dar forma a la zona exterior, agrandando huecos y dando relieve en diferentes zonas:

Un nuevo retoque interior. Aquí hay que trabajar con delicadeza, de la que Kevin tiene buenas dosis, pues de lo contrario estropearíamos el trabajo previo. Hay que ser enérgico pero delicado a la vez y sujetar la herramienta con fuerza y ambas manos para que el trabajo sea preciso. Kevin usa una makita sin control de velocidad:


A continuación pasó a trabajar el lateral derecho, abriendo nuevos huecos que conectaban con el hueco interior:

Las virutas saltaban por todos lados, es increible como muerde este terrier.


El corte ya no se parece en nada al punto de partida, pero el trabajo aún no ha terminado:

En esta imagen se aprecia la típica pinta que presenta Kevin cuando trabaja la madera, y el hueco creado en la zona derecha:


La fase en basto ha terminado, ahora toca el trabajo en detalle con las herramientas más finas. Kevin usa un tipo de broca de madera de una sola vuelta y punta redondeada y acanalada a modo de lápiz que le ayuda a sacar detalles, y una especie de fresa triangular para realizar acanaladuras que imiten las naturales de la madera de los olivos:

Siempre con un comentario jocoso y que rompe la tensión del trabajo. A veces hay que parar para valorar el trabajo realizado y analizar que zonas mejorar con el trabajo fino.
Y este es el resultado del trabajo. Queda por pulir, cepillar, y dar algunos detalles. El soplete no viene mal para eliminar las astillas antes de cepillar:

De eso se encargó Raimon, que en esta imagen comprueba el hueco creado por Kevin:

Y eso es todo. A ver si mi amigo Luis me pasa una imagen completa del ullastre, tras aplicarle el polisulfuro, para que podáis ver el trabajo en conjunto, y una imagen del diseño que amablemente le realizó.
Espero que os guste esta entrada, yo disfruté como un enano viendo todo el proceso en directo.
Un saludo.
Juan Antonio.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios