Latin quote of the day

jueves, 20 de junio de 2013

Remodelación de la Gárgola

Hola amigos,
 
 
ya liberado de las labores docentes, me he dedicado a terminar de remodelar mi ullastre la Gárgola.
 
 
Tras los comentarios de los jueces de la pasada edición del concurso MMBA le estuve dando vueltas al modelado que tenía mi ullastre preferido, y valorando sobre todo el acercar el verde al tronco para "tapar" un poco la "masiva" madera muerta. No es que me desagradara como estaba, pero siempre hay que ir subiendo escalones con nuestros árboles, y tras haber recorrido un camino marcado, toca replantearse como continuar para imprimirle un "plus", si es que se le puede añadir.
  
Esta dos primeras imágenes muestran a la Gárgola defoliada en el 2010 y en la fotografía que envié para su selección en el concurso MMBA.
 


Esta otra imagen pertenece a este mes de junio, tras pinzarle los nuevos crecimientos. Era necesario un desfoliado y una limpieza a fondo de la madera, así que me puse manos a la obra, ayudado por mis alumnos de Botánica aplicada.
 

Verdaderamente, los ullastres muestran todo el trabajo acumulado en los años de formación cuando nos enseñan lo intrincado de su ramificación desnuda. Además, sin desfoliar, es imposible realizar una poda correcta, necesaria para ir poniendo orden en la maraña de ramas que llegan a aparecer con los pinzados continuos.
 
Tras un par de meses con un tensor, la gruesa rama de la derecha había bajado un poco, pero quería bajarla más y llevarla un poco hacia adelante, así que un buen alambre y un pequeño tensor y a su nueva posición.

He tenido que colocar pocos alambres, y en otras ocasiones me he limitado a poner tensores para bajar  las ramas. Posteriormente, una cuidadosa poda para eliminar algunas ramas mal situadas, acortar los crecimientos y modelar los espacios y masas de verde que tendría el nuevo modelado, limpieza con chorro de agua y tratamiento con polisulfuro, eliminación de la capa superficial de tierra y replantado del musgo, y lista para mostrar su nueva imagen. Realmente no han sido tantos los cambios, pero el conjunto se ve más recogido y mas unido a la madera muerta.

Otro cambio pendiente se pospone para el trasplante próximo, un leve giro para mostrar más la cabeza de la Gárgola y llevar hacia el frente la rama principal, a la vez que la rama de la derecha asoma solo en las puntas de las subramas y la segunda rama queda más integrada en la silueta general.
Unos detalles del proceso de remodelado. En primer lugar el largo proceso de defoliado. No se si han sido 500.000 o 600.000 las hojas que he ido eliminando con ayuda de unas pinzas, pero me he tirado más de una semana y he terminado con agujetas en la mano derecha de tanto quitar hojas.







Uno de los mayores cambios ha sido en la rama de la derecha, que se ha movido hacia delante y se ha dividido en varias subramas. Al bajarla se  ha abierto espacio para que crezca una pequeña rama que tapará el hueco dejado y terminará de cerrar la copa por la parte derecha. Igualmente, al crear espacio, se ha podido bajar también un par de ramas traseras, que de esta manera envuelven mejor la madera muerta.
 
La rama principal la formé con dos ramas, que ahora he dividido en dos pisos. Un poco de alambre y un pequeño tensor de cobre me han permitido realizarlo. La rama ha disminuido en longitud ya que he movido el antiguo ápice hacia el frente y una rama lateral se ha convertido en el nuevo extremo de la rama.


La segunda y tercera rama de la parte izquierda se han recolocado ligeramente y se han podado un poco para disminuir su longitud.
 

La rama frontal se ha adelantado y podado para abrir huecos, parte de la misma tapará la madera muerta menos atractiva y el hueco bajo el ápice, pero dejando pasar la luz y la vista, claro.


Por la zona trasera también han ocurrido leves cambios, en primer lugar se ha acercado la rama trasera principal al tronco y se han creado varios pisos abriendo huecos donde antes había una masa más o menos continua. Era una de las ramas que menos cerrada estaba, pero tampoco quiero que sea una masa impenetrable.
 
En esta última imagen se muestra el trabajo de la parte trasera terminado, y vemos como las ramas que quedan a la izquierda deben aumentar su longitud para integrarse en la silueta triangular general y las subramas de la rama trasera, aumentar su densidad.
 
 
Desde el lateral izquierdo se puede ver claramente como se ha subdividido la rama principal en dos niveles y como todas las ramas traseras se han bajado y acercado al tronco. Al final, cuando se eliminen los alambres, las ramas se levantarán un poco, ya que tienen mucha fuerza, ahora se ven algo más bajas de lo deseado. También, al ir creciendo las puntas de las ramas y subdividiéndose en pisos, la imagen será mucho más atractiva.
Y para terminar con este repaso fotográfico al trabajo de remodelación, una vista de gusano para que apreciéis el aspecto de las ramas por abajo, que siempre es interesante para los que se enfrentan al modelado de sus árboles.
 
Se me olvidaba comentaros que el verdadero y más importante trabajo que hay que realizar en este estado de evolución del árbol es el que realizamos con las tijeras. Ir cortando poco a poco las ramitas mal situadas, sustituyendo las puntas más groseras por otras más finas, acortar la longitud de muchas de ellas para integrarlas en el perfil general, y abrir huecos donde se considera apropiado. Una masa excesivamente compacta tampoco es atractiva.

 
Finalmente, un recuerdo para todos mis alumnos del IES Astaroth de Rota y del IES Pedro Muñoz Seca, del Puerto de Santa María, que han colaborado en el defoliado de este ullastre durante varios años. Para muchos de ellos era una sensación extraña poder tocar un ejemplar de este nivel, sobre todo después de trabajar con semillas, esquejes, acodos y plantas de vivero, pero así es como debe empezarse en el bonsái, no lanzarse de lleno a trabajar árboles de mas porte sin saber antes de Botánica y haber practicado las diversas técnicas con ejemplares más discretos.





Un saludo a todos, y en especial a mis alumnos.

Buen verano.

Juan Antonio Pérez.

18 comentarios:

José Carlos Castro dijo...

Muy buen artículo. El futuro cambio de frente le favorecerá bastante, pues dá sensación de menos madera muerta al exponerse a la vista más masa verde.

Y por cierto, gracias por la imagen a vista de gusano. Son ese tipo de detalles, los que hacen a tu blog muy diferente a lo demás ;)

Un abrazo Juan Antonio.

Carthago dijo...

Gracias José Carlos, eso es lo que se pretende. Un abrazo.

Yoyo dijo...

Existió hace 2013 años uno que se rodeó de 12, a los que llamó apóstoles y creó algo que aún perdura. Me he dado cuenta de que tú te has rodeado de otros 12, a los que llamas alumnos...... con la Gárgola has creado y sigues creando algo que perdurará maravillosamente en el tiempo.

Felicidades y un abrazo.

Fran Bonsai dijo...

Esta "Gargola" despierta y empieza batiendo sus alas con fuerza... solo el tiempo nos dira su destino. Un trabajo muy bueno y me parece que el hecho de crear varias masas de verde, da fuerza a esta "Gargola". Pero si por algo te felicito en especial... es por tu grupo de ayudantes...muy pocos permitirian "meter mano" a una pieza como esta y tu lo haces... así se crean bonsakas...

Un abrazo.

Jose Antonio dijo...

Con el modelado ha mejorado, pero con el cambio de frente ha dado un salto adelante, me gusta mucho mas.

Jorge dijo...

Quien le ha visto y quien le ve. Como se nota el que sabe y trabaja con paciencia y con método. Enhorabuena Juan Antonio.

Jose Gallego dijo...

Buenas noches Juan Antonio, que gran árbol y que afortunados tus alumnos de disfrutar de estas experiencias, enhorabuena

gilson.kings dijo...

Soy de Brasil y sigo tu blog desde hace más de dos años. Siempre espero con ansiedad para un tema nuevo siempre viene con una gran cantidad de detalles e impresionantes fotos. El nivel de rama tiene en su bonsai es fantástico. Congratulations también a la iniciativa con sus alumnos, un profesor en este nivel por seguro que algunos de ellos serán grandes representantes de este arte en el futuro.

Un abrazo de un gran admirador de su trabajo.

Gilson

gilson.kings dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carthago dijo...

Buena comparación, me siento como Dios. Je, je. Se hace lo que se puede con un buen material de partida.

Gracias Yoyo.

Carthago dijo...

Gracias Fran. En directo es aún más llamativa. Un saludo y gracias.

Carthago dijo...

Gracias Jorge. Ya sabes que en bonsai lo importante es la paciencia y el trabajo continuo, y no parar de aprender, claro.

Un abrazo.

Carthago dijo...

Y además todos han obtenido muy buenas notas, je, je. Con algo tengo que pagarles por su trabajo. Un saludo.

Carthago dijo...

Muchas gracias, Gilson. Eso espero, aunque ya voy teniendo alumnos en los que el Bonsái ha arraigado con fuerza. Veremos si consiguen continuar en esta afición.

Un saludo.

Juan Liñares dijo...

Perfeccionar una obra de alto nivel es ciertamente una labor no apta para cualquiera. Siempre es más fácil crear algo bonito partiendo de un material virgen, pero mejorar algo en lo que se llevan tantos años trabajando no siempre se consigue, es más, algunas intervenciones han devaluado piezas importantes. En tu caso, Juan Antonio, has mostrado dos virtudes muy importantes en bonsái: saber escuchar y tener la humildad de aceptar los consejos que se te dan. Con esos pequeños cambios el árbol ha escalado otro pasito más en su evolución. Me guastará verlo cuando lo trasplantes con el ángulo de plantado correcto.

Un abrazo

Carthago dijo...

Gracias José Antonio. Ya os la mostraré con el nuevo ángulo de plantado.

Juan, com siempre tus comentarios tan agradables. Es bueno escuchar a los demás y valorar lo que nos aportan, aunque la decisión es siempre personal y tienes que estudiarla según tu punto de vista. En este caso tenían razón y había que dársela.

Un saludo.

Marcial Yuste Blasco dijo...

Hola Juan Antonio, cuando defolias por completo un ullastre, no se corre peligro de que al quedarse sin hojas una rama retire savia? O es que con las yemas latentes de las axilas es suficiente para garantizar la circulación? No sería mejor cortar para parar el crecimiento y defoliar todas las hojas de la rama excepto el último nuevo par?

Gracias y enhorabuena por los trabajos tan meticulosos que realizas!

Marcial

Juan Antonio Pérez González dijo...

Hola Marcial. Defoliar por completo un ullastre, si está bien cultivado, no es problema.

Algunas veces, cuando no hay tanta rama que impida ver bien la estructura de las ramas, si dejo el último par de hojas.

Gracias por tu comentario.

Un saludo

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD