viernes, 6 de abril de 2018

Una Nakano para el Crack

Hola amigos.

Hoy toca mostraros la evolución en los últimos 4 años de un árbol que participó en la exposición MMBA organizada por Luis Vallejo en 2014.

Para mí, participar en eventos como esta exposición es un acicate, un motivo de satisfacción personal y sobre todo un empujón para seguir perfeccionando mi técnica y mis árboles.

A este ullastre lo llamo "El Crack", y es uno de los acebuches que tengo que presenta la corteza más gruesa, un súber espectacular con apariencia de hojaldre, que nos indica que se trata de un árbol con más de 100 años de vida.

Para mi, cuando lo presenté en la edición de 2014 el árbol estaba espectacular, lo tenía plantado en una maceta artesanal confeccionada por Carles Vives, y la margarita del Teide que utilicé de planta de acento no le desmerecía. El grado de densificación de la copa era muy alto, pero aún tenía algunas cosas que corregir.


Cuando regresamos de Alcobendas lo dejé descansar, pero en cuanto pude, a comienzos del 2015, lo planté en una maceta más ancha con la intención de que ganase en fuerza y alargase ramificación. Pretendía que adquiriese un poco más de volumen en la copa para acompañar el espectacular tronco, con shari muy viejo y corteza muy craquelada. Un paso de un estilo más próximo al literari a un estilo más Shakan.

En enero de 2017 lucía así tras desfoliarlo:



Con un poco de retoque fotográfico os muestro la idea de futuro que esperaba conseguir:


Brotando con fuerza tras el desfoliado total:


Con el autor posando a su lado en junio de 2017:


Tras esta fotografía observé que la fuerte rama de la derecha había vuelto a levantarse, lo que suele ocurrir, y la imagen general era demasiado triangular y compacta, había que continuar retocando y aplicando pequeñas transformaciones. 

La primera reforma que abordé fue la de la rama colgante, que se desfolió parcialmente y se alambró, y abrí con tijeras un hueco en la parte derecha de la copa:


Presentaba en el frente un pequeño agujero que un verano observé que fue ocupado por una avispa defoliadora. Extraje el capullo lleno de larvas y decidí que había que dar salida al agua y al hueco por la parte baja del shari. Además había un bulto en las raíces que también habia que corregir. 

La Dremel es muy útil para estos menesteres.





Con las intervenciones de este último mes los trabajos del tachiagari lateral ya estaban concluidos:



Llegamos a este mes de abril con los abonados habituales, los pinzados en verde y con tijeras, los defoliados, y algún alambrado. La imagen antes del último trabajo:


Un primer pinzado con tijeras:



En otras circunstancias habría dejado el árbol así:


Pero había llegado el momento de volver a bajar con tensores la rama de la derecha:


Y para intentar que no volviera a recuperar la posición inicial, me planteé hacer crecer un cayo de cicatrización que la sujetase en su posición. De nuevo trabajo con la Dremel:





La protección de estas heridas con pasta cicatrizante es esencial si queremos salvaguardar la salud del árbol:


Seguir avanzando en la formación de la copa y cerrar la herida creada con la dremel solo se consiguen rápidamente con un buen régimen de abonado y haciendo que las raíces crezcan bastante. Una maceta de mayor tamaño ayuda a este propósito. 

Al sacar el ullastre de la maceta podemos observar que en dos añós el crecimiento de raíces ha sido bueno:


Y como no buscarle una maceta del "Crack de Tokoname", Yukizyou Nakano, a este ullastre "el Crack". De la última remesa importada, una maceta muy bonita y amplia con lineas muy suaves.


La mesa de Rosendo Martínez no le vendrá mal para exponerlo, en la próxima exposición de la asociación Menesteo.





Mirando imágenes del pasado podemos apreciar mejor las transformaciones. La primera imagen corresponde al estado del árbol antes del trabajo que le hice en la Universidad de Almería,  en noviembre de 2008, acompañando a Erasmo García, quien lo había puesto así de fuerte.



Nuestros bonsáis van madurando con los años, pero debemos ser valientes y abordar las remodelaciones que necesitan para seguir subiendo escalones en su bonsái-do.

Un saludo.

Juan Anonio Pérez.

4 comentarios:

Daniel Torres dijo...

Gran trabajo, enhorabuena

Juan Antonio Pérez González dijo...

Gracias Daniel!

Ishi Kasai dijo...

Muy buen trabajo, un árbol muy bueno y la maceta le queda de maravilla. Un lujo.
Saludos

Juan Antonio Pérez González dijo...

Muchas gracias! Un saludo!

Anuncios