Citas - citas-comunidad.com

viernes, 9 de julio de 2010

Un año y medio después en el modelado de una madreselva

Hola amigos,
ha sido un descanso deseado tras un curso más, y este año especialmente atareado, pero por fin el descanso del guerrero y a cargar pilas para el curso próximo.

Lo mejor de este curso han sido los dos grupos de alumnos a los que he estado introduciendo en el mundo del bonsái, en una de esas asignaturas que a casi ninguno os sonará, ya que son de nuevo cuño: Proyecto integrado "La botánica aplicada al cultivo del bonsái", novedosa y creo que poco impartida por esos centros de Dios, pero que a los 22 alumnos que he tenido les ha encantado. Pronto tendremos nuevos aficionados formando sus propios árboles. Unos pocos, que no piensan seguir con el bachillerato, van a estudiar módulos de grado medio de jardinería, creo que un poco por mi culpa. Espero que les vaya bien.

Aquí tenéis a uno de los dos grupos de 4º de la ESO a los que he metido el gusanillo del bonsái en el cuerpo:

Bueno, y vamos con la entrada de hoy, una revisión a la entrada que hice en enero del 2009 sobre la formación de una Madreselva, yamadori de jardín, que me regaló mi buen amigo Rosendo, presidente de la asociación Menesteo, del Puerto de Santa María, aquí tenéis el link, para que no busquéis en el archivo:

http://carthago2009.blogspot.com/2009/01/yamadori-de-jardin-un-bonsai-de.html


Cuando me la regaló, me impresionó muchísimo, tenía una fuerza tremenda y se notaban los años creciendo en jardín, con muchas ramas enrolladas sobre si misma y además me tendría entretenido mucho tiempo trabajando la madera para dar cierto carácter al tronco. Eso lo podéis ver en la entrada anterior.
Esa entrada terminó, para los que no les interese retroceder en el tiempo, en esta imagen. Ahora quedaba dedicar el esfuerzo a fortalecerla y densificarla, acompañando con algo de alambre cuando la ramificación está aún sin lignificar, dando forma a las ramas en estilo llorón, como había planificado en principio.

Lo mejor de un buen substrato es cuando compruebas la eficacia en los crecimientos de las plantas a las que se lo has puesto. Yo llevo tiempo usando la mezcla estándar que me indicó mi amigo Erasmo, 50% akadama y 50% arena volcánica del monte Fuji (sustituible por arena volcánica made in Spain si no se tiene posibilidad de encontrar esa arena negra que tanto me gusta), y cuando las plantas empiezan a brotar, con esa fuerza, la emoción que te produce es indescriptible.

El cultivo es lo primero, no podemos planificar nada con un árbol, realizarle trabajos más o menos correctos, y poner toda la ilusión del mundo en su futuro, si no damos a la planta todos los requerimientos que tiene para crecer fuerte y sana en un ambiente tan reducido como un tiesto de cultivo. (Este que he utilizado me lo confeccionó una amiga, fue uno de sus primeros trabajos, y por eso le tengo mucho cariño). Una de las cosas que he enseñado a esos chavales de la primera fotografía ha sido eso: sol, agua de calidad en la cantidad necesaria, abono orgánico, quelatos de hierro y otros oligoelementos una vez al mes y observar por si aparecen problemas fitosanitarios.

A los tres meses de comenzar a brotar, defolié para poder alambrar con facilidad. Cuando las ramas de la madreselva comienzan a madurar se hacen muy quebradizas, así que hay que alambrarlas en tierno. Aconsejo no regar un día antes para que las ramas estén flácidas y sea más fácil darles forma:

El frente no me convencía del todo, ¡Había tantas posibilidades!

El primer modelado lo realicé enfatizando el movimiento hacia la izquierda. En la parte derecha dominaba la madera muerta y había ramas solo en la parte inferior, así que lo terminé así, y un brote superior lo canalicé por uno de los recovecos de la madera y lo coloqué a modo de contrapeso:



Para el 5 de agosto la madreselva había respondido muy bien y habían comenzado a aparecer las primeras flores, todo muy ilusionante. El inconveniente de dejarla florecer es que esta planta forma los botones florales en las puntas de las ramas del año, por lo que a veces los brotes se alargan en exceso:


Esta madreselva, con ese gran tiesto, casi no sufrió la sequía que acabó con parte de mi colección el agosto pasado, además, el mimbre hace un poco de sombra al estar colocado al sur, por lo que pudo sobrevivir. Tuve que eliminar algunas ramas, por desgracia, la del ápice, y algunas venas vivas se redujeron a la mínima expresión, pero al menos vivía:

Con la reestructuración modifiqué un poco el ángulo del frente, y como podéis comprobar, ahora el nebari se ve más amplio:

Prácticamente no la toqué hasta el 3 de febrero del 2010, no creció mucho más, pero la madera necesitó un buen chorreo de agua a presión, algo de cepillo y aplicarle de nuevo polisulfuro de cal:
Antes del trabajo de remodelado:

Y tras podar ramas mal situadas, alambrar un poco y levantar algo determinadas zonas para permitir que las ramas colgantes no se monten unas sobre otras en los próximos crecimientos. La nueva zona apical iba poco a poco densificándose:

Esta imagen es del 7 de mayo, los brotes crecían con fuerza y se dirigían hacia arriba, había que eliminar hojas traseras y reconducir los brotes continuando con el estilo llorón:


El frente, tal y como estaba antes del trabajo. Si os fijáis, las hojas viejas, las primeras que forma el brote, comienzan a amarillear y a secarse, yo las elimino para permitir que la luz entre bien al interior del árbol y que no se mueran los brotes débiles que existen en el interior. El trabajo de la madera ya se había realizado y el polisulfuro de cal de nuevo protege de la putrefacción la blanda madera que tiene esta especie:


El frente primitivo:


Y tras los retoques en la ramificación:

Y llegamos a este mes de julio. Así se presentaba el crecimiento de esta primavera que había que recolocar:
Unas cuantas horas de alambrado, a la sombra, por el tremendo calor que hemos pasado estos días, y a dirigir los brotes hacia abajo, eliminando solo las hojas del comienzo de los brotes. En las puntas de todas las nuevas ramitas, un montón de botones florales esperan para ir abriéndose a lo largo de los próximos días. A ver si hace una floración sincronizada y os subo una fotografía.Y la Madreselva desde su frente actual. Muy poblada, pero si queremos disfrutar de su floración, hay que dejar que se desmadre un poco. Solo he intentando que las ramas superiores no tapen mucho a las ramas inferiores, para que no se debiliten. Cuando termine la floración, a podar en corto, dejando un pequeño tramo del nuevo crecimiento.
A la zona apical aún le queda mucho que engordar, pero es que las madreselvas emiten ramas largas que engordan lentamente, para llegar a grosores importantes hay que dejar crecer mucho las ramas y esto debilita a otras, por lo que tampoco hay que dejar que se desmadre demasiado. El tiempo hará su función, y año tras año iremos viendo como alcanza su grosor ideal.
Y esta perrita estaba ya hasta las narices de alambres y fotografías, y me reclamaba que la sacara a pasear. Os dejo con unas imágenes de las flores de esta magnifica Madreselva.



De nuevo, y no me canso de repetirlo, GRACIAS ROSENDO por tu generosidad.
Un abrazo.
Juan Antonio.

8 comentarios:

avicenna dijo...

Una demostración que impresiona mucho del desarrollo y organización de Lonicera fantástico. ¡Respeto!
saludos
avicenna

antonio rivas granadino dijo...

Juan Antonio,de todas las personas que he leido por la red,del que mas he aprendido,es de tí,lo digo muy sinceramente (y te aseguro que leo mucho)

creo que entiendo perfectamente la mirada de carthago y por ende las explicaciones...aprendo de lo que leo ,de lo que veo y de lo que se deja entrever que no es poco

Claramente tu cultivo y tus conocimientos hace evolucionar rápidamente tus arboles y a los que somos noveles ambiciosos,nos ayuda a intentar superarnos

un saludo

mcmejias dijo...

Me gustan las loniceras y, como siempre, admiro y envidio el buen gusto de tus trabajos,pero, si me disculpas, para la madreselva no estoy tan de acuerdo: lo más bonito de su madera son las torsiones naturales que hace, sobre todo en ejemplares viejos como el tuyo, y la textura y color que da su descortezado natural, con esa piel vieja que sale en túrdigas con sólo tirar de ella cuando está seca. Por eso y por su escasa dureza no me parecen muy apropiadas para la madera muerta.
No obstante son difíciles. Tengo una que no me da ninguna satisfacción y que pasaré a un arriate ajeno cuando cese el calor.

Te felicito por la actividad con los chicos: me parece muy educativa en todos los sentidos.

Felices vacaciones!

Carthago dijo...

Gracias avicenna, un saludo.

Gracias Antonio, es todo un cumplido que te agradezco, si me sigues desde hace tiempo ya sabes que la mayor satisfacción para mí es compartir lo que se y ayudar a progresar a los noveles. Por lo que te conozco, ya no lo eres tanto, y seguro que tus árboles progresan adecuadamente, je, je.

Un abrazo.

Mcmejias gracias por tus comentarios, es cierto que la madera de la madreselva se pudre con facilidad, pero no me negarás que esta no está impresionante. Disfrutémosla mientras dure y luego disfrutaremos de su corteza. Yo de momento se la voy limpiando para que resalte y le añado un poco de aceite de oliva para que se oscurezca. A mi de momento me gusta.

Un saludo y gracias de nuevo.

Mini & Shohin Bonsai dijo...

Fantástico trabajo , nos tienes muy bien acostumbrados !!!!

cuidate amigo un abrazo

Tersio dijo...

carthago; no suelo decir estas cosas, pero aqui siento orgullo cuando uno encuentra a una persona que no solo sabe hacer bonsai sino que instruye y lo comparte como pocos, en mi te ganaste un nuevo seguidor como mi respeto.
Madreselvas en flor que delicia!
PD: en vez de oliva, has probado con aceite de lino? luego me cuentas.

Carthago dijo...

Gracias Tersio, espero no defraudarte como blogista.

No he probado con ese aceite, es cuestión de intentarlo, gracias por el consejo.

Un abrazo.

Carthago dijo...

Gracias a tí también paisano, he incluido el limk de Abla ecológica en mis blog favoritos.

Un abrazo.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios