miércoles, 23 de octubre de 2013

TARENTOLA. Trabajo de madera III y diseño.

Hola amigos,
 
he querido dejar pasar varias semanas entre esta entrada y las dos anteriores para que diera tiempo a opinar, a todo el que así lo quisiera, sobre los dos diseños que publiqué en el grupo Bonsái, de Facebook.
 
En primer lugar agradecer a todos los que participaron con sus opiniones el esfuerzo de escribirlas, ya que a veces nos cuesta o no nos gusta manifestarnos en público, pero creo que es beneficioso para todos, y sobre todo para los que empiezan, que lo hagamos. Es parte del aprendizaje.
 
La última entrada terminó con el trabajo de pulido de la madera trabajada con las gubias eléctricas. Utilicé una fresa triangular para dar algo de textura en las zonas más jóvenes, simulando el trabajo que la naturaleza había realizado con anterioridad. Un poco de cepillo y a dejarlo secar unos días. Después apliqué polisulfuro de cal sobre la madera humedecida previamente y limpié la maceta para realizar las fotografías de rigor. Como mesa creo que le venía bien la que me confeccionó y después restauró mi amigo Rosendo Martínez.
 
 
La primera imagen se corresponde a la posición frontal que consideré más apropiada cuando realicé el trasplante tras recibir el árbol. Era el frente elegido, más o menos, pos su anterior propietario, pero tras abrir los huecos en la madera muerta, pensé que era la zona más importante de este futuro bonsái, y decidí mostrarla aún más girando levemente el frente, mas o menos en la posición que os muestro a continuación:
 

Aún se podía mostrar mucho más, como podéis observar en la siguiente imagen, pero había que jugar con la parte de vena viva que se vería desde el nuevo frente, que en caso de seguir girando aún más, se adelgazaría demasiado. Esta parte de la madera muerta es la de mayor edad y por tanto textura, no se ha trabajado con máquinas eléctricas para no perder ese trabajo espectacular de la naturaleza, y tan solo se abrieron ventanas con la parte-troncos y las gubias manuales, limpiando la madera podrida del interior. Me gusta mucho el contraste de la madera muerta tan blanca de la parte exterior, con la gama de grises del interior.

De estos modelos naturales es de los que debemos copiar cuando nos enfrentamos a un tronco sin interés que queremos mejorar. Kevin Wilson es un maestro en este arte y no puedo dejar de agradecerle como me ha abierto los ojos a saber ver estos detalles escondidos en la madera. En las pocas ocasiones que lo he visto en directo enfrentándose a  un tronco macizo y plano con ayuda de sus fresas no he perdido detalle de su trabajo, y cuando estuvo en casa me mostró en algunos de mis ullastres los detalles en los que había que fijarse para imitar a la naturaleza.


La zona trasera ha mejorado mucho en relación a su estado inicial, pera ahora hay que dejar trabajar al tiempo, que irá haciendo aparecer grietas de desecación, irá aumentando la textura a ir atacando más a las zonas más blandas y menos a las más duras, haciendo aparecer poco a poco una textura natural que nosotros mejoraremos con los cepillados sucesivos. Yo utilizo a partir de ahora cepillos de nylon y agua, e intento dar dos cepillados al año. Algunas de las ventanas abiertas necesitan un poco más de dedicación, pero ya habrá tiempo para ello en sucesivas revisiones del trabajo.


Muchos de los comentarios recibidos en Facebook hacían referencia a eliminar más madera del jin terminal, pero he preferido dejar lo máximo posible de esta madera tan vieja y texturizada, eliminarla sería como amputar una mano, es la continuación natural de toda la filigrana de madera que tantos años ha tardado en formarse de manera natural. Gran parte de la misma será tapada por la futura copa, de todas formas.
 

Y a continuación os muestro algunos detalles en primer plano del trabajo:







Aquí podéis observar la reducción tan importante de la estaca continuación del tronco, y es cierto que aún se puede eliminar mas. En un futuro seguiré abriendo ventanas para aligerar la madera, pero no quiero eliminarla del todo, si os fijáis en el nacimiento de las ramas superiores, salen de corteza viva que sube por la parte trasera, y tendría que eliminarlas también, y de momento me parece demasiado drástico.
 

Cuando llegó el árbol a casa había un brote en el exterior de la curva que aparece a la izquierda y abajo, pero no duró ni un día. Ahora han aparecido dos brotes, uno algo más bajo que se podría utilizar, ya que al girar el frente se dirigiría hacia la izquierda y no al frente, y otro que se eliminará cuando cumpla su objetivo de ayudar a fortalecer el árbol y formar el cayo. Una opción posible sería eliminar el camino de vena viva de la izquierda, pero se perdería un bonito movimiento. Tuve que adelgazarla para sanearla, ya que secó un poco de tejido vivo, y aproveché abriendo un hueco entre los dos caminos para adelgazar el bulto frontal.
 

Los dos chupones de la base no los elimino aún para que sigan ayudando en un perfecto enraizado, ya se quitarán más adelante.


En esta zona podría crear dos nuevas ventanas en la zona rebajada de madera joven, pero tiempo al tiempo.


En la imagen anterior se aprecia muy bien lo que os comenté del nacimiento de la ramas y la textura natural de la madera muerta.


En el aumento de la ramificación han intervenido esos "marditos" gusanitos tan afines a los brotes nuevos de los olivos. Para mantenerlos a raya utilizo CHAS 48 en cuanto detecto que empiezan a comerse las puntas de los brotes. En respuesta a este pinzado aparecen nuevas ramificaciones. Ahora todas las ramas ayudan y se intentan dejarlas crecer al máximo (siempre que las orugas lo consientan, claro).
 






Y llegamos a la fase de diseño. Para realizar diseños creíbles utilizo los programas de dibujo para borrar las ramas, dejando el nacimiento que me muestre su ubicación, y una vez elegido el frente, pinto sobre la fotografía como me imagino el futuro de las ramas, bien a mano, o con ayuda de los mismos programas. Este es el molde que subí a FB para que el que quisiera me mandara su diseño. Solo recibí uno y en él se había rebajado mucho la madera en todo el árbol, algo que no me pareció correcto, ya que es lo más interesante de este ullastre.
 

El primer boceto a lápiz que se me ocurrió era el más lógico, a mi entender. Se enfatizaba el movimiento hacia la izquierda y se dejaba la madera muerta a la derecha, donde las inclemencias del tiempo han contribuido a formarla. Aquí sería necesario que brotara donde he puesto la primera rama. Aunque hay un pequeño brote en el labio, algo adelantado, pero que se podría utilizar, pero el nacimiento de la rama sería más feo. Las ramas se podrían modelar de otra manera a la dibujada, más triangulares (estilo conífera), pero nunca entro en esos detalles en los diseños, son solo ideas para colocar las ramas, las masas de verde se refinan después.
 En cuanto acabé el primer diseño me puse a pensar en otro que recogiera más el conjunto, enfatizando menos el movimiento hacia la izquierda y recogiendo el follaje sobre la madera muerta. Es un truco para dirigir la vista hacia la parte más interesante del árbol, esos huecos en la madera muerta, que deben mostrarse claramente, no taparse. Las ramas que hay me sirven, no necesito que brote por ningún sitio nuevo. Este fue el diseño que mayoritariamente gustó a los participantes en el sondeo, aunque algunos me resaltaron que aumentara el volumen de la copa para que estuviera en consonancia con el grosor del tronco. Tienen razón, pero repito que son ideas para el modelado, la copa irá creciendo año tras año y han de pasar 6 o 7 para llegar a tener el volumen ideal.
Me preguntaban por cual de los dos diseños me decantaba yo, y les dije que como autor de los dos diseños, los dos me parecieron correctos cuando los realicé, con sus puntos a favor y en contra, y sigo creyendo lo mismo. Al final es cuestión de gustos y bien podría empezar modelando el árbol con uno de los diseños y terminarlo con el otro, je, je. Pero de momento, y mientras no aparezca el brote de marras, el diseño previsto para su futuro modelado es el segundo que realicé. Con ayuda del ordenador me entretuve en dibujar una imagen con verde, aumenté el tamaño de la copa, puse las ramas frontales que olvidé en el primer intento y la longitud de la rama principal, lo mismo me pasé un poco, pero ya os digo que son ideas para su modelado.
 

Y hasta aquí puedo leer. Ahora a dejarlo crecer libremente hasta el mes de mayo, cuando aprovechado un importante evento que se está fraguando le daré su primer modelado.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

10 comentarios:

Manuel Porras Sanchez dijo...

Genial como siempre.

Partiendo de un material como éste es divertido hacer bonsai. La naturaleza nos permite ir descubriendo los secretos que ha ido escondiendo en la madera y poco a poco nos lo compensa con las brotaciones que darán lugar a un árbol brillante.

Enhorabuena Juan Antonio.

Manuel Porras Sanchez dijo...

Enhorabuena Juan Antonio. Un árbol brillante que recoge todo lo que nos gusta a los aficionados a este árte.

Es bonito ver como la naturaleza nos va regalando esos secretos que escondió hace años en los rincones de la madera y sobre todo, ver la evolución de las copas durante su formación.

Un abrazo

Manuel Porras Sanchez dijo...

Enhorabuena Juan Antonio. Un árbol brillante que recoge todo lo que nos gusta a los aficionados a este árte.

Es bonito ver como la naturaleza nos va regalando esos secretos que escondió hace años en los rincones de la madera y sobre todo, ver la evolución de las copas durante su formación.

Un abrazo

Jorge dijo...

Un gran trabajo, espero ver su evolución. Enhorabuena

Carthago dijo...

Que sí, que sí, que me he enterado. Je, je.

Tenéis que tener paciencia, tengo habilitado la moderación de comentarios y se tienen que aprobar antes de publicarse.

Muchas gracias por tus palabras, Manuel, eres un amigo.

Carthago dijo...

Gracias Jorge. Un abrazo.

Fran Bonsai dijo...

Con este arbol sea cual sea el diseño elegido le quedara fenomenal. Pero coincido contigo en que ese diseño (el segundo) donde la primera rama acompaña el movimiento del tronco... le queda genial..

Un abrazo.

Cristian Salcedo dijo...

Un trabajo sensacional, que otra cosa se puede decir? El resultado del trabajo de la madera muerta en el que se aprecian los colores y texturas dependiendo de la edad de la zona me parece impresionante, un trabajo muy detallado y un resultado muy natural.
Me gusta mucho el nuevo frente y coincido con tu criterio, creo que haces bien en mostrar mas la zona de la madera muerta que para mi es uno de los rasgos mas apreciables del ejemplar y lo que la da mas carácter. Respecto al diseño me gustan ambos, aunque no creo que sea necesario acercar el follaje a la zona muerta para que esta sea mas perceptible ya que como ya he dicho, para mi es lo as llamativo del ejemplar y de esta forma, orientando el follaje como en el primer boceto, al menos a mi, me resultaría mas natural siendo la zona muerta la mas expuesta a las inclemencias y por ello mostrar un mayor desgaste tanto en la madera como en la ramificación y follaje.

De todas formas, como tu mismo as comentado para gustos colores, tan solo es mi opinion.

Espero poder ver como se desarrolla y logras conseguir alguno de los bocetos.

Ishi Kasai dijo...

Un árbol impresionante. El material de partida ha sido muy bueno pero el trabajo en la madera ha sido increíble. El resultado final fantástico.
Un abrazo

Carthago dijo...

Muchas gracias Fran, Cristian e Ishi. Ahora hay que esperar a fortalecerlo para su primer modelado. De momento sigue creciendo con fuerza.

Un saludo y gracias de nuevo.

Astronomy Picture of the Day

Latin quote of the day

Anuncios